El-Chapo-guzman-escape-mexico-raccoon-knows

México – Tres funcionarios públicos recibieron este viernes el auto de formal prisión por su probable responsabilidad en la fuga de un penal de máxima seguridad el pasado 11 de julio del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, informó el Consejo de la Judicatura Federal.

“En la causa penal 48/2015, iniciada por la evasión de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo Guzmán”, dictó auto de formal prisión en contra de tres servidores públicos por su probable responsabilidad en la comisión del delito de evasión de presos”, detalló el organismo en un comunicado.

Ello “en la hipótesis de cuando el detenido está siendo procesado por la comisión de delito o delitos contra la salud, previsto y sancionado en el artículo 150 del Código Penal Federal, con la agravante señalada en el párrafo segundo del citado precepto”, especificó.

El Juzgado Tercero de Distrito en el estado de Guanajuato, que actuó en auxilio del Juzgado Cuarto del Distrito en Materia Penal en el Estado de México, entidad donde se ubica la cárcel Altiplano I de donde se escapó el líder del cártel de Sinaloa, dictó auto de formal prisión al encargado del Centro de Control y a dos custodios.

El 17 de julio, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) mexicana puso a disposición de un juez a siete funcionarios públicos de entre las 41 personas interrogadas tras la fuga del capo.

El Juzgado Tercero de Distrito en el estado de Guanajuato estableció que la evasión de Guzmán probaba que contaba con “datos estratégicos y logísticos” de la prisión y que, para la construcción del túnel “altamente sofisticado” de 1.5 kilómetros de largo, se podía afirmar que había funcionarios públicos que favorecieron la evasión, detalló la nota informativa.

De los siete funcionarios investigados, el juzgado estimó que existían evidencias de su colaboración en la fuga de “El Chapo” del encargado del Centro de Control y dos custodios.

El responsable del Centro de Control presentó incongruencias en sus declaraciones, que sumados a otras pruebas y a una dilación en su proceder indicaron que probablemente favoreció en la evasión, a título de probable, detalló el organismo.

Además, en referencia a los dos custodios, se consideró que en el momento de la fuga, a las 20.52 hora local del sábado 11 de julio (01.52 GMT del domingo) no contestaron el teléfono del módulo penitenciario y, al no haber justificación, se estimó que por ello favorecieron la fuga.

Por el otro lado, se determinó que no existían datos concluyentes para que los otros cuatro funcionarios investigados fueran formalmente procesados.

Estos eran dos empleados del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y dos más del centro penitenciario.

FUENTE