Running Wild - NBC -Barack-Obama-Raccoon-Knows

El presidente de Estados Unidos Barack Obama aprendió que lo que para un oso son sobras para otros puede ser el almuerzo.

El mandatario estadounidense participó en el programa Running Wild de las cadena de televisión NBC en el que el ‘último sobreviviente’ Bear Grylls somete a personajes famosos a situaciones extremas en lugares inhóspitos. Obama no fue la excepción.

En el adelanto del episodio que la cadena transmitió en redes sociales, Grylls y Obama se disponen a preparar el almuerzo. El aventurero le dice a Obama que ha encontrado restos de un salmón que un oso dejó y que ese sería el alimento perfecto para ellos.

Obama pregunta: “¿Por qué un oso dejaría el pescado?”

Grylls responde que lo que los osos buscan en el salmón son los huevos, el cerebro y los ojos, donde se encuentra la mayor parte de la grasa.

Afortunadamente y para tranquilidad del presidente, Grylls improvisa una pequeña fogata para asarlo y comerlo. Barack Obama asegura que hubiera sido mucho mejor que el pescado fuera acompañado con una galletas y que estaba medio cocido pero no sabía tan mal.

Al final el presidente agregó que Grylls:  “Pudo haberse ahorrado el comentario sobre que eran restos de un pez mordido por un oso”.

Grylls, exmiembro de las fuerzas especiales del Ejército británico, aseguró en su cuenta de Twitter que fue un placer emprender el viaje con el presidente y agradeció los esfuerzos que Obama ha adquirido para combatir el cambio climático en el mundo y en Alaska.

FUENTE