Donald Trump-Barack Obama-Raccoonknows.jpg

La primera es una foto tomada por el fotógrafo Jewel Samad para Associate Press y otras agencias el día que Barack Obama juró su cargo, el 20 de enero de 2009; la segunda, de hoy, pertenece a un pantallazo del canal de YouTube del equipo de transición de Trump, que está retransmitiendo la ceremonia en directo.

Mientras Donald Trump se preparaba para jurar su cargo como presidente de Estados Unidos, Twitter ha tirado de hemeroteca. En la red social varios usuarios han compartido imágenes comparando el público que acudió a presenciar la toma de posesión de Barack Obama en 2009 con el que ha estado hoy presente en la ceremonia de Trump. La conclusión parecía unánime: hoy parece haber menos gente que hace ocho años.

Las comparaciones entre ambos días comenzaron ya ayer por la noche, cuando varios usuarios de Twitter llamaron la atención sobre unas imágenes aereas del tradicional concierto inaugural que se celebra en la víspera de la toma de posesión del presidente de Estados Unidos. Las fotografías, que mostraban una menor asistencia al evento de Trump, se viralizaron rápidamente.

Es cierto que Trump ha tenido ciertos problemas para atraer artistas a su inauguración. Mientras que la actuación estelar del evento del republicano fue el grupo de country The Front Men of Country Music, en el concierto de Obama tocaron estrellas como Beyoncé, Bruce Springsteen, U2, Stevie Wonder y Bon Jovi. Según la crónica que The Washington publicó entonces, unas 400,000 acudieron al concierto en 2009.

¿Cómo se cuenta la gente en este tipo de eventos?

Contar el número de asistentes a eventos multitudinarios es, como explica este artículo de The Atlantic, toda una ciencia. Para la inauguración, probablemente se empleará una foto aérea del área, tomada desde un helicóptero o un satélite. Después, los expertos calcularán cuántas personas caben en un espacio determinado y cotejarán sus cálculos con las personas que aparecen en la imagen. Así es como de hecho se contó el público en la toma de posesión de Obama. Las estimaciones del número de asistentes a su inauguración osciló entre 1,1 millones y 1,8.

Fuente