image

 

Después de 10 años de matrimonio, en mayo pasado la pareja mimada de Hollywood sacudió la prensa al anunciar su divorcio. La separación incluía un detalle: Ben Affleck había traicionado a Jennifer Garner con la niñera.

Rápidamente el rumor fue confirmado y se desató la pesadilla para la pareja que hasta entonces era la preferida de la prensa. Tanto los adoraban que hasta los bautizaron con el inolvidable Bennifer.

Sin embargo, ahora, las principales revistas del espectáculo estadounidense salieron a la calle con la novedad: hay reconciliación.

La terapia ayudó

Según las fuentes consultadas, la relación es cada vez más sólida. “Jen se dio cuenta de que nunca va a encontrar a nadie como Ben”, dijo un familiar. “Claro, tiene sus cosas, pero sigue siendo el hombre más cálido e inteligente que conoció jamás”, agregó.

En cuanto al protagonista de Batman, las fuentes hablan de un trabajo exhaustivo para reconquistarla.

Otro gran factor de éxito fue la terapia de pareja. “Ahora que ya no viven juntos, por fin Ben se animó a ser verdaderamente honesto sobre sus sentimientos y frustraciones”, explicó la fuente. “Ya no tiene miedo de decir lo que realmente piensa y Jen definitivamente lo escucha”.

“Y decidieron que iban a tratar de tener otro hijo también”, revela el informante al tabloide.

Sin embargo, otra fuente de la publicación asegura que la exniñera de los actores, Christine Ouzonian, supuestamente responsable del fin del matrimonio, habría llamado a la actriz de ‘tonta’ cuando se enteró de la reconciliación: “Es una tonta, él todavía está enamorado de mí”, dicen que declaró.

Fuente