Relaciones sexuales

Estudios demuestran que la práctica continuada de placer provoca un efecto relajante del orgasmo ayuda a liberar tensiones y favorecer el sueño posterior al acto íntimo. Al igual que esto nos beneficia en:

– Ayudará a lucir una piel radiante. La práctica hace que liberemos toxinas y esto se traduce directamente en la apariencia de nuestra piel.

– Es fundamental para luchar contra la incontinencia. Al realizar el acto íntimo se fortalece la pelvis y se evitan así las odiadas pérdidas de orina.

– Reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata. Hacer el amor asiduamente es una barrera de protección ante la aparición de posibles tumores.

– En épocas de gripe hacer el amor es la mejor vacuna. La producción de anticuerpos se dispara durante el placer, por lo que contamos con un potente antiviral.

– Perfecto relajante muscular. Hacer el amor es el mejor ejercicio para combatir las sobrecargas musculares y de las articulaciones.

– Es una de las principales barreras de protección contra el cáncer de mama. La estimulación de la mama hace que la mujer libere oxitocina, una hormona que protege de la aparición de este tipo de cánceres.

FUENTE