Uno de los pioneros del género bachata Blas Durán continúa postrado en una cama, ahora, entregado a Cristo.

Así lo hizo saber a sus miles de seguidores el artista conocido como el “Rey del doble sentido”, que por lo visto en el vídeo vive en condiciones deplorables para la figura que en un momento representó.

Con aparente ceguera Blas intenta hablar con dificultad con los pastores que se dieron cita a su humilde hogar para orar por él.

Durán sufre de trastorno neurodegenerativo a causa de la enfermedad de Parkinson que padece desde el año 2000.

Fuente