Blue Ivy-RACCOONKNOWS.jpg

 

La hija de Beyoncé y Jay-Z hizo una puja durante subasta sin el permiso de sus padres

Blue Ivy estuvo a punto de hacer gastar a sus padres  Beyoncé y Jay-Z, US$19 mil, por una pintura  durante una subasta benéfica.

Los cantantes y empresarios acudieron a la subasta Wearable Arte Gala, que fuera organizado por Tina Knowles, la madre de Beyoncé, y se les ocurrió llevar a su hija de 6 años al evento.

La niña no dudó en levantar la paleta y ofrecer US$19 mil por una pintura. Al ser superada su oferta, quiso volver a levantar la paleta, pero su padre se la arrebató, y la pintura original de Sydney Poitier, quedó en manos del rockero Tyler Perry, quien pagó US$20 mil.

Blue Ivy finalmente con el consentimiento paterno, se llevó una pintura de Samuel Levy Jones

Pero la niña no fue la única que gastó esa noche. Los aretes que compró Beyoncé esa noche costaron US$17 mil dólares y tienen forma de pantera, creación de la diseñadora  de Lorraine Schwartz.

Beyoncé publicó algunas imágenes del evento en sus redes sociales. Puede verlas enseguida:

Fuente

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on