Bombarderos rusos-EEUU-Raccoonknows.jpg

 

El gobierno ruso envió aviones de combate a espacio aéreo de los Estados Unidos, confirmó el Pentágono.

A pesar de la inusual incursión del gobierno de Vladimir Putin, la Casa Blanca no expresó preocupación por el hecho, según The Wall Street Journal.

En su conferencia de prensa, Sean Spicer, informó que el gobierno del presidente Donald Trump está atento a las maniobras de Rusia, que se han reportado principalmente en Alaska.

“Siempre y cuando éstos se lleven a cabo de acuerdo con los protocolos y las normas internacionales… pero lo monitoreamos todo”, dijo.

Se había informado que los rusos, con base en un acuerdo internacional después de la Guerra Fría, sobrevolarían EEUU, pero se desconoce si ese fue el ejercicio.

El 17 de abril, dos cazas de EEUU interceptaron por la noche dos naves capaces de transportar armas nucleares cerca de Alaska.

Los dos bombarderos rusos, de la clase TU-95 “Bear”, llegaron a aproximarse a unos 160 kilómetros de la isla de Kodiak, aunque no violaron el espacio aéreo estadounidense.

Y 24 horas después otros aviones fueron vistos sobrevolando cerca de 65 kilómetros de la costa de Alaska.

Las incursiones continuaron hasta completar cuatro, reconoció el Pentágono.

Fuente