Vitalii Sediuk-Kim Kardashian-Robo-Falsa-Raccoonknows.jpg

Aunque el nombre de Vitalii Sediuk aún puede resultar desconocido para algunos, de seguro sus bromas harán recordar de quien estamos hablando, ya que es el mismo joven ucraniano que hace un par de semanas acaparó titulares tras besar el trasero de Kim Kardashian en las calles de París.

Tal parece que el también periodista no está muy convencido de la veracidad del millonario robo de joyas del que fue víctima recientemente la esposa de Kanye West, quien fue amordazada de pies y manos por hombres armandos durante el hurto.

“Creo que todo lo del robo es una pantomima orquestada por ella misma”, aseguró Vitalii en una reciente entrevista concedida al diario El País. “El hecho de que fuera sola a París sin sus hijos, que estuviera sola en su hotel esa noche, que la policía no encontrara ADN de los ladrones, que no hayamos visto ni una foto de sospechosos, que abandonara Francia a toda prisa, que no haya ni una cámara de seguridad que captara lo que pasó en una de las mejores zonas de París … hacen que crea que estamos ante el mayor engaño de la historia en la industria del entretenimiento”, agregó.

“Las hermanas Kardashian no son tan ricas como quieren hacernos creer y Kanye West tiene deudas desde que lanzó su línea de ropa. Cuando te prestan joyas y sufres un robo no tienes que pagarlas y ni siquiera sabemos de quién eran esas joyas. El clan Kardashian-Jenner haría lo que estuviera en su mano para llamar la atención”, concluyó el periodista en su comentario.

Desde hace algunos años, grandes estrellas del entretenimiento han sido víctimas de sus inesperadas bromas, algunas de las cuales lo han puesto en líos legales en más de una ocasión. Madonna, Brad Pitt, Adele, Bradley Cooper, Will Smith, Leonardo DiCaprio y América Ferrera son algunos de los nombres que aparecen en la lista de Sediuk.

Pero su fijación en celebridades como Gigi Hadid, una de sus más recientes víctimas, se debe en parte a su incomodidad personal contra la industria de la moda y sus estereotipos de belleza.

Fuente