Kelly Mayhew-Silicona-muerta-raccoon-knows

NUEVA YORK – La obsesión de Kelly Mayhew (34) por aumentarse las curvas le costó la vida.

La joven, fanática de cantantes como Beyoncé y Nicki Minaj, murió minutos después de que se sometiera a un proceso para agrandar su trasero.Mayhew viajó de su natal Maryland a Far Rockaway, Queens, con su mamá para inyectarse silicona con quien resultó ser un doctor fatulo, cuyo paradero e identidad al momento se desconoce. Según informaron medios locales, madre e hija acudieron este sábado en la tarde a un apartamento de dos pisos en la calle Dickens, donde un sótano funcionaba como una oficina de cirujano.

Luego de que el individuo le inyectó la sustancia, Mayhew empezó a gorjear y tuvo inconvenientes para respirar, indicaron las autoridades.La madre de la víctima intentó revivirla con CPR (resucitación cardiopulmonar), mientras le exigía al supuesto médico que llamara al 911.Pero en lugar de esto, el sospechoso escapó en una SUV gris.Mayhew — una freelancer de BET Networks — fue trasladada al St. John’s Episcopal Hospital, donde fue declarada muerta.

La Policía de Nueva York (NYPD) anda en busca del sospechoso.Una autopsia inicial realizada al cuerpo de la joven no arrojó resultados concluyentes, por lo que se están realizando más exámenes.“Luego de la examinación, nosotros estamos realizando estudios adicionales y también estamos esperando por la investigación de la Policía”, dijo Julie Bolcer, portavoz del examinador médico de la ciudad.

En su cuenta de Facebook, Cece, hermana de la fallecida, manifestó su pesar. “Tan pronto, sólo 34 años, mi corazón no lo puede creer”.En la misma red social, la víctima colocaba fotos en las que presumía su cuerpo y sus curvas.

FUENTE