Cadáveres
SANTO DOMINGO. Cadáveres a la intemperie, maleza en las tumbas, calles en pésimas condiciones e inseguridad son parte del ambiente que encontrarán hoy, Día de los Difuntos, familiares cuando visiten la morada de sus parientes en cementerios del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Limpias están las entradas de los cementerios Cristo Redentor, Cristo Salvador y el de la Máximo Gómez, pero en la parte trasera abunda la hierba, calles deterioradas y tumbas rotas.

El más patético de los casos es en el campo santo de la avenida Máximo Gómez. En la parte norte, por la calle Pedro Livio Cedeño, más de una decena de bóvedas están destruidas. Es que un individuo identificado por trabajadores del lugar como “Recopiolo” se da a la tarea de sacar los cadáveres para sustraer los manubrios metálicos de los ataúdes, posibles prendas, velones, jarras, cruces metálicas y otros objetivos.

“Ese tipo lo han metido preso pila de vece por hacer eso, pero tiene un tío que es fiscal y lo saca de una vez”, dijo un joven sepulturero que no quiso identificarse.

El hombre tumba los platos o losas de las tumbas para llevarse las varillas y los demás metales. En otros casos le hace un hoyo por un lado para ver si hay algo de valor.

Uno de los casos más recientes es el de la bóveda de Laura Patricia Rodríguez, en el cementerio de la Gómez. Fue sepultada en julio de este año y su cadáver aún en estado de descomposición tiene los pedazos de bloques encima para llevarse las varillas.

El cementerio Cristo Redentor está prácticamente impecable en su entrada, pero cuando se transita hacia la parte este la hierba sobresale de las tumbas. Hay escombros en las vías.

Aquí no hay casos de tumbas profanas y la Policía Municipal parece tener más control de la situación. Desde el sábado y ayer, domingo, decenas de familiares de fallecidos acuden al campo santo. Hoy tiene un operativo montado para regalar agua de tomar a los visitantes.

En el cementerio Cristo Salvador, en santo Domingo Este, la maleza campea por sus fueros. Las calles de la parte oeste están inservibles, sin asfalto y con grandes charcos.

Algunas personas fueron a los cementerios el sábado y ayer debido a que este lunes es laborable.

Los vendedores de flores y velones ofrecen sus servicios desde el sábado.

FUENTE