image

 

El rapero Kanye West siente un especial respeto hacia su suegra Caitlyn Jenner, conocida como Bruce Jenner antes de su cambio de sexo, por haber conseguido sobrevivir en un ambiente en ocasiones tan hostil como el que rodea al mediático clan Kardashian.

“Su relación se ha ido estrechando con el paso del tiempo y confían el uno en el otro implícitamente, se han unido mucho durante las últimas semanas. Él le admira mucho por el hecho de que haya conseguido permanecer tanto tiempo en un ambiente verdaderamente horrible”, explicó una fuente a la edición estadounidense de la revista OK!

Por su parte, Caitlyn se ha convertido en la consejera perfecta para Kanye, a quien está enseñando cómo no perder la cordura a manos de su exmujer Kris Jenner.

“Tener a Kris, Kim, Kourtney y compañía pegadas a tu nuca todo el día es una verdadera pesadilla. Kanye ha estado recurriendo a Caitlyn en busca de consejos para no perder la cabeza. Ella le ha recomendado que dé la cara por sí mismo en su día a día”, añadió.

A pesar de la buena relación suegra-yerno que mantienen, Caitlyn no acudió a la fiesta de cumpleaños que su hijastra Kim Kardashian organizó para Kanye este lunes en el estadio Staples Centre de Los Ángeles, por cuyo alquiler pagó 110.000 dólares.

“Kim alquiló el estadio Staples Centre para que Kanye y sus amigotes pudieran jugar un partido al más puro estilo de la NBA con árbitros reales y animadoras de los Lakers. John Salley fue el comentarista. El jugador de los Houston Rockets James Harden y el rapero 2 Chainz fueron los entrenadores y John Legend cantó el himno nacional”, reveló un informante a E! News.

Fuente