image

 

Caitlyn Jenner fue nombrada Mujer del Año por la revista Glamour, que destacó entre las razones para concederle ese reconocimiento su activismo y trabajo a favor la igualdad de género.

“Soy muy afortunada por tener una familia. Nadie me ha abandonado, todos me han apoyado, ha sido maravilloso. Cuando se trata de cuestiones de género, todos los que estamos presentes en esta habitación realizamos nuestro propio viaje”, explicó Caitlyn tras recoger el galardón.

“Aprendemos constantemente, crecemos como personas y aprendemos sobre nosotros mismos. Pero gran parte de la población todavía está muy confusa en cuestiones de género. He pasado muchos, muchos, muchos años aislada, escondiéndome del mundo, mintiendo y no siendo yo misma”, agregó.

La socialité, quién dijo que se siente muy feliz de vivir “en el otro lado”, fue premiada junto a la actriz Reese Witherspoon, la primera bailarina afroamericana del American Ballet Theatre, Misty Copeland, y la diseñadora Victoria Beckham.

La editora jefe de Glamour, Cindi Leive, dijo a The Associated Press que las críticas a la inclusión de Jenner “dan una idea clara de la hostilidad hacia la comunidad transexual que aún existe ahí fuera”.

A su vez, Jenner describió en su intervención cómo fue su transformación en mujer y cómo se sentó con sus hijos para hablar sobre sus planes de anunciarlo públicamente. Dijo que se había dado cuenta de que quizá “es por esto que Dios me puso en esta Tierra, para contar mi historia (…) y marcar una diferencia en el mundo”.

Jenner ha sido, sin duda, una mujer que ha dado mucho de qué hablar este año por su transformación, pero también por su trabajo constante y lucha por la igualdad de géneros. Además, también se ha convertido en una musa para la moda como demostró en la gala del lunes en Nueva York, en la que vistió un elegante vestido azul Klein de Moschino.

Fuente