alimento escolar

SANTO DOMINGO. El alimento escolar, que se sirve en la tanda extendida, acaparó titulares este año, y no precisamente debido a su buen sabor. Los casos de alumnos hospitalizados con síntomas de intoxicación (como vómitos, diarreas y dolores de estómago) atribuidos al Programa de Alimentación Escolar (PAE), constituyeron el principal problema. Pero también, el programa estatal que administra el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), se vio “contaminado” por denuncias de sabotaje, favoritismo político y cuestionamientos a la normas de higiene que siguen los suplidores.

Las primeras denuncias de casos de intoxicación relacionadas con el almuerzo escolar llegaron en febrero desde Puerto Plata. Esta provincia fue la que reportó mayor cantidad de incidentes de este tipo en el año. En marzo, se denunciaron problemas en Mao, donde más de 60 niños se intoxicaron por ingesta de leche, lo que provocó el retiro del lote del líquido.

Más adelante, un video en las redes sociales mostró al país cómo estudiantes de una escuela de Barahona lanzaban al asfalto la comida del día, supuestamente por su “mala calidad”. Para este año, la inversión pública en el PAE se situó en alrededor de RD$7,000 millones, con una distribución de 2.3 millones de raciones diarias.

A raíz de los problemas, varias personalidades relacionadas al sector educación pidieron más controles para los suplidores, y abogaron para que el almuerzo se cocine en las propias escuelas, ya que muchas tienen cocinas.

En respuesta, el Inabie dispuso reforzar el control de la calidad, y realizó jornadas para recordar a los suplidores las normas en el manejo de los alimentos.

Corrupción en aulas
El amplio programa de construcción de aulas que lleva la administración de Medina desde sus inicios, se vio empañado por las denuncias de corrupción, principalmente desde la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), donde el suicidio del arquitecto David Rodríguez destapó todo un entramado de irregularidades, cuyo desenlace aún está pendiente.

Tanda extendida
La tanda extendida, que consiste en ocho horas de docencia, se amplió este 2015, cubriendo una matrícula de más de 862,938 estudiantes. En estos doce meses, en el desempeño del programa hay noticias buenas, y otras… no tanto. Un informe de la Dirección de Evaluación de la Calidad del Ministerio de Educación indica que los alumnos del programa obtuvieron las mejores calificaciones en la jornada regular de las pasadas pruebas nacionales. En tanto, otro estudio de la ONG, Acción Empresarial por la Educación (Educa), reveló que sólo se están impartiendo seis horas de docencia en las escuelas bajo este modelo. La misma Educa alertó sobre los efectos que tendría en el presupuesto, extender el programa a todas las escuelas del país.

Calidad en cuestión
La calidad de la educación dominicana siguió como uno de los temas más importantes este año. Se cuestionó, tanto la calidad del contenido, como de los maestros. Dos estudios publicados a fin de año, recordaron el largo camino que aún falta por recorrer. Los resultados del Informe Dakar, presentado por el Ministerio de Economía, muestran que el país ocupa el lugar 146 de 148 países. El informe Terce, que realiza la Unesco evidenció mejoras entres los estudiantes de tercero y sexto de básica, pero aún así, los dominicanos se situaron por debajo de sus pares de la región.

En cuanto a la calidad del magisterio, nuevamente quedó pendiente la evaluación por desempeño del personal docente.

Concurso maestros

Con un llamado abierto a profesionales de otras áreas, Educación realizó el mayor concurso para maestros de la historia del país. En la convocatoria, correspondiente a la octava versión de la convocatoria, inicialmente se interesaron 49,789 profesionales, pero sólo tomaron las pruebas, 36,884. De esos, 20,411 eran de otras profesiones, en su mayoría de contabilidad, y 16,473 egresados de licenciatura en educación, en sus diferentes versiones. Del total, sólo el 31% pasó las pruebas, lo que evidenció nuevamente las deficiencias en los profesionales del país, sin importar las carreras.

Técnicos protestan

Los técnicos del Ministerio de Educación se pasaron el 2015 “peleando”. Hicieron marchas, vigilias, pararon sus labores, se manifestaron frente a la sede del Ministerio y del Palacio Nacional, a fin de que les nombraran 800 compañeros que laboran en distritos y regionales, devengando sueldos de maestros. La última protesta frente a Palacio concluyó en enfrentamiento con la Policía, y provocó la intervención de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP). El presidente de la asociación de técnicos, Etanislao Castillo, dijo que el tema sigue pendiente, en espera de que el ministro de Carlos Amarante Baret, lo resuelva.

Calidad del alimento escolar estuvo bajo la lupa
Pruebas Pisa
En este 2015, el país participó por primeras vez en las pruebas del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (Pisa), para medir las competencias de lectura, matemática y ciencias de la naturaleza. Participaron 5,187 estudiantes de 196 centros educativos del sector público y privado. Los resultados se conocerán más adelante y evidenciarán la situación de la educación.

Hidalgo se reelige
Con el 59.03% de los votos, el peledeísta Eduardo Hidalgo se reeligió como presidente de la Asociación Dominicana de profesores (ADP), para el próximo trienio. Las elecciones magisteriales alcanzaron mayor connotación, debido a que por primera vez, la Junta Central Electoral implementó el voto electrónico. La jornada se realizó con éxito, y el voto electrónico permitió conocer los resultados el mismo día.

Educación sexual
El alto índice de embarazos en adolescentes volvió a poner en el tapete el tema de la inclusión de la educación sexual-afectiva en el curriculum educativo. El problema motivó incluso a un grupo de organizaciones internacionales a enviar una carta al presidente Danilo Medina para que el tema figure dentro las materias que se imparten en las escuelas.

FUENTE