Canciller Andres Navarro

NY. El ministro de Relaciones Exteriores, arquitecto Andrés Navarro, abogó este lunes por el cese de la campaña internacional de descrédito con “acusaciones infundadas” en contra de la reforma migratoria que encamina el Gobierno dominicano, apegada estrictamente a la Constitución y al respeto de los derechos humanos, al tiempo que pidió a las autoridades de Haití que asuman con responsabilidad la demanda de sus ciudadanos haitianos, y cesen la promoción de la campaña negativa contra la República Dominicana.

El funcionario hizo el planteamiento al reunirse con los embajadores permanentes ante el Grupo Latinoamericano y Caribeño (GRULAC) en la sede de las Naciones Unidas (ONU), acompañado de una delegación dominicana que defiende la nueva política migratoria que incluye el Plan Nacional de Regularización, iniciativa que ha permitido a más de 288 mil extranjeros registrarse para adquirir un estatus migratorio regular.

El funcionario declaró que el Plan de Regularización de Extranjeros que ejecuta el gobierno dominicano está revestido de una profunda voluntad política, transparencia, sentido democrático y defensa de los derechos humanos, además de que ha significado un gran sacrificio económico por las facilidades concedidas a los que se acogieron al plan.

Hablando ante decenas de diplomáticos del referido bloque regional, Navarro sostuvo que la República Dominicana ha hecho esfuerzos sobre humanos para resolver la actual situación de irregularidad de los haitianos, “y hemos apelado permanentemente frente al gobierno de Haití para que facilite la documentación de su gente, pero no asumieron esa responsabilidad”.

FUENTE