R. Kelly-Raccoonknows.jpg

 

Robert Kelly negó que esté reteniendo a jóvenes mujeres como parte de un culto sexual.

El cantante de R&B fue acusado este lunes, a través de BuzzFeed News, por los padres de las chicas, de entre 16 y 21 años, quienes denunciaron que las mantiene encerradas en su casa de huéspedes en Duluth Georgia, así como su estudio de grabación en Chicago y controla todas sus acciones.

“Mr. Robert Kelly está alarmado y preocupado por las recientes revelaciones que le atribuyen”, dijo la abogada de Kelly, Linda Mensch a TMZ.

Él inequívocamente niega cualquier acusación y trabajará diligentemente, y con esfuerzo, con el propósito de que sus acusadores limpien su nombre“, afirmó Mensch.

BuzzFeed News dio a conocer los testimonios de tres personas, quienes solían trabajar en el círculo cercano a Kelly, que afirmaron que él controlaba cada aspecto de la vida de las jóvenes: decidía qué comían, cómo vestían, cuándo se bañaban, cuándo dormían y cómo tenían encuentros sexuales que él grababa.

Este lunes los padres de una de las mujeres dijeron en una conferencia de prensa, afuera de unas de las propiedades de renta de Kelly cerca de Atlanta, que su hija estaba siendo retenida en contra de su voluntad por el cantante.

El padre de la joven, Tim Savage, dijo que él no ve a su hija desde diciembre del 2016 y que ésta no fue al funeral de su abuelo el mes pasado.

“Mi esposa no hablado con ella”, dijo Savage, “tal vez una vez en cerca de cuatro meses, cerca de esta área.

Él es un monstruo“, dijo la hermana de una de las mujeres.

El Departamento de Policía de Johns Creek, el cual cubre el área de la casa de Kelly en donde fue la conferencia de prensa, intentó hacer una revisión en las dos locaciones que señalaron los padres de las mujeres.

La Policía trató una vez, no intentó de nuevo, y dijo que no había nadie en casa

“La persona por quien los padres preguntan es una joven de 21 años, que no tiene signos de enfermedad mental, ella no es una persona perdida y ha contactado a sus padres recientemente, antes de que ellos nos contactaran”, dijo el comandante John Clifton.

“Tenemos procedimientos en el caso de que creamos que una persona es peligrosa. Este no es el caso. Los padres no nos regresaron la llamada”, agregó.

Fuente