papeles-de-panama-RACCOON KNOWS

China prefiere que sus ciudadanos no hablen mucho sobre los papeles de Panamá.

Las autoridades de ese país censuraron muchos resultados y discusiones en redes sociales relacionadas con los términos “Panama Papers” y “Panamá”.

También bloquearon la búsqueda de familiares de antiguos y actuales líderes chinos —incluyendo los del presidente Xi Jinping— que son mencionados en los reportes.

Esto después de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación publicara una serie de documentos confidencialesque denuncian la existencia de paraísos fiscales utilizados por ricos y poderosos de todo el mundo.

En una conferencia de prensa este martes, el portavoz del ministro de Relaciones Exteriores, Hong Lei, se negó a comentar repetidas preguntas sobre los reportes que él mismo describió como “sacados de la nada”.

Aunque no es ilegal tener paraísos fiscales y los documentos filtrados no necesariamente indican actividad fraudulenta, las finanzas personales de los líderes chinos y de los miembros de sus familias es un tema extremadamente delicado para el gobernante Partido Comunista, que está en medio de una cruzada anticorrupción liderada por Xi Jinping.

 

Bloqueos del pasado

Las autoridades chinas bloquearon los sitios web del New York Times y Bloomberg en 2012 luego de que estos medios publicaran artículos sobre las riquezas de los principales líderes. China demoró la renovación de las visas de los periodistas de esas dos compañías en ese entonces.

Los papeles de Panamá trajeron el tema de la riqueza de nuevo a la luz pública y China parece estar usando su vasto aparato de censura, conocido como la “Gran Muralla Informática”, para bloquear información que considere sensible.

Algunas organizaciones de noticias en ese país han hecho reportes sobre los Papeles de Panamá, principalmente en inglés, pero sin nombrar ninguna conexión con China. Algunos artículos en los que se habló sobre las supuestas acusaciones de aliados del presidente ruso Vladimir Putin fueron borrados. Moscú ha desmentido los reportes sobre los socios de Putin diciendo que son “una serie de mentiras”.

Hubo una gran cobertura sobre la investigación de los Papeles de Panamá con artículos en inglés publicados por la agencia oficial de China, Xinhua, con información sobre la conmoción política que causó la noticia en Islandia. Pero esos artículos no iban dirigidos a la audiencia local.

‘Una fuerza poderosa’

Los medios de comunicación estatales chinos también cuestionaron la credibilidad de los reportes y la motivación de la filtración.

El Global Times, un tabloide afiliado al Partido Comunista, publicó un artículo de opinión tanto en chino como en inglés cuyo titular afirmaba que había una “poderosa fuerza” detrás de los documentos filtrados.

“La información que es negativa para Estados Unidos siempre puede ser minimizada, mientras que la exposición de los líderes no occidentales como Putin, puede tener mucha más fuerza”, dice la versión en inglés del artículo.

La fuente de la filtración de Panama Papers es una sola persona “quien manifestó estar básicamente preocupada por lo que él o ella vio en los documentos”, le dijo Gerard Ryle, director del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas e inglés), a Christiane Amanpour de CNN el lunes.

Los documentos fueron originalmente obtenidos por el reportero Bastian Obermayer del periódico alemán Süddeutsche Zeitung.

Mossack Fonseca, la firma de abogados en el centro de la controversia, afirmó que fue víctima de una violación de datos.

“No hemos visto nada en esta filtración ilegal de documentos que indique que hemos hechos algo contra la ley”, afirmó la compañía.

FUENTE