China-vehiculo-Marte-2020-Raccoon-Knows

Después de explorar la luna, ahora China tiene la mirada puesta en Marte.

El país tiene previsto enviar un vehículo de exploración al Planeta Rojo en 2020, de acuerdo con la agencia estatal de noticias Xinhua.

El martes, China dio a conocer un modelo del vehículo en Shanghái, en la Feria Internacional de la Industria China, donde se exhibe la más reciente tecnología del país.

El modelo, de color dorado, es una tercera parte del tamaño del verdadero. Las dos principales partes de la sonda espacial —un orbitador y un vehículo de aterrizaje— le demostraron al público cómo podrá llegar a —y funcionar en— la superficie del planeta.

La misión principal de la sonda será llevar a cabo una detección remota completa y un aterrizaje de superficie, según Niu Shengda, científico de satélite de la Academia de Tecnología de Vuelos Espaciales de Shanghái.

La noticia surge después de que científicos de la NASA anunciaran en septiembre que habían encontrado agua líquida en la superficie de Marte, lo que aumentó las esperanzas de encontrar vida allí.

Misiones lunares

China envió su primera sonda lunar no tripulada a la luna hace dos años como parte de su misión Chang’e-3.

El 2017, China empezará la tercera fase de su exploración lunar al lanzar a la nave espacial Chang’e-5, la cual tiene previsto aterrizar en la luna y volver con muestras del suelo.

Además, para el 2020, el año en el que esperan llegar a Marte, China enviará una nave al “lado oscuro” de la luna; se trata de una misión que, de tener éxito, la convertiría en la primera nación en lograrlo.

Los expertos dicen que uno de los mayores desafíos que los científicos chinos enfrentan es mantener la comunicación entre la sonda de Marte y sus operadores en la tierra, de manera abierta y eficiente, ya que la gran distancia que existe entre los dos planetas probablemente reducirá la fuerza de la señal.

La distancia más grande sería de 400 millones de kilómetros —900 veces la distancia entre la Tierra y la luna— y tomaría más o menos 40 minutos para que el vehículo de exploración se ponga en contacto con la estación de comando en la Tierra, informó Xinhua.

FUENTE