image

 

Chiquis Rivera ha pasado por momentos muy dolorosos en su vida, pero nunca había revelado muchos detalles del abuso sexual que sufrió durante años por parte de su padre.

Ahora la hija de Jenni Rivera se siente más fuerte y abrió las puertas de su casa y de su corazón a la presentadora María Celeste, del programa “Al Rojo Vivo”, en una entrevista exclusiva con motivo del lanzamiento de su libro “Perdón”.

La primera vez que José Trinidad Marín le puso las manos encima fue en el baño de su casa y Chiquis tenía tenías ocho años; sus padres se habían acabado de divorciar y tenían la custodia compartida – ella y sus hermanos vivían seis meses con el padre y seis con la madre.

“Detalles que yo nunca he compartido con nadie. Mi familia lo sabe porque estuvieron allí en corte con nosotros, pero ni a mi mejor amiga le he dicho los detalles. Sí, [esa fue] la primera vez y todavía me acuerdo”, afirmó la intérprete de “Paloma blanca” en un video publicado por Telemundo.

La artista también explicó que por su corta edad, no entendía muy bien lo que pasaba.

“Aparte de que me dolía, yo también sentía algo raro en mi corazón y dije: ‘esta persona que tanto quiero y dice que me quiere tanto, ¿qué está pasando?’ Mi cuerpo me lo decía: esto está mal”, dijo Chiquis.

A pesar de los abusos, que duraron desde los ocho a los 12 años, no le guarda ningún tipo de rencor a su progenitor.

“Esto es raro [decirlo], pero todavía le tengo cariño a mi papá. Era un buen papa durante el día; en la noche era otra persona. Yo creo que como no le decía nada a mi mamá, mi papá se aprovechaba de eso”, indicó la joven de 29 años.

Otros de los temas que la hija de la ‘Diva de la Banda’ también habla en su libro, que saldra a la venta el 7 de abril, son la especulación de la prensa amarilla sobre la relación con su famosa madre en los meses previos al trágico fallecimiento el 8 de diciembre de 2012, de sus problemas de peso y sus atribuladas relaciones.

Fuente