Esto es una pesadilla, una pesadilla”, exclamó llorando desconsoladamente Christian Durán, el padre del adolescente Christopher Durán de 14 años, tras conocer que su hijo había muerto baleado cuando iba camino a la escuela en El Bronx.

El menor de origen dominicano recibió tres disparos, dos en el estómago y uno en la cabeza, luego de protagonizar una discusión con otras dos personas. La Policía de Nueva York (NYPD) indicó que el suceso ocurrió alrededor de las 8:20 a.m. frente al 1174 de la avenida Sheridan, en el sector de Morrisania.Tras responder al llamado de emergencia, los oficiales del NYPD encontraron a Durán inconsciente en la acera y los paramédicos certificaron su muerte en la misma escena del crimen

.

Un cercano a la familia dijo que el chico iba camino a la escuela junto a un amigo al momento de ser baleado. Cuando los atacantes, aun no identificados, se acercaron a ellos, Durán intentó escapar corriendo hacia un edificio cercano, pero la puerta estaba cerrada. Su amigo, en tanto, se habría escondido bajo un auto y se encuentra declarando a la Policía en el cuartel 44.“No estaba metido en gangas (pandillas)”, dijo Jesús Mendoza, un amigo de la familia. “Era un chamaquito que se portaba bien. No era para que me lo mataran”.Sin embargo, fuentes policiales explicaron que el joven había sido arrestado al menos cuatro veces desde muy temprana edad, por delitos que incluían robo con un cuchillo y atacar a una persona con un ladrillo.El asesinato de Christopher sucedió a una cuadra de la escuela primaria 90 y laAcademia Sheridan, pocos minutos después de la hora de entrada de los estudiantes. Personal de seguridad debió refugiar a los otros alumnos como una medida de precaución.Los vecinos se declararon sorprendidos por este hecho de violencia. “Hace 12 o 15 años que no pasaba algo así”, dijo un comerciante local que prefirió no dar su nombre.Este es el asesinato 116 en lo que va del año en Nueva York. A esta altura en 2014, el número de muertes estaba en 102.

FUENTE