Loading...
Loading...

Chyno Miranda y su esposa Natasha ¡serán papás! Sí, una ilusión y un sueño que tiene desde pequeño, y que se acrecentó cuando conoció a la mujer de su vida, Tashie. Tan solo un mes de intento y se logró.

En exclusiva hablamos con Chyno quien, por primera vez, cuenta cómo se enteró, cómo esta viviendo este proceso en medio del éxito de su canción ‘El Peor’ junto a j. Balvin, y hasta el envía un mensaje a su bebé para cuando nazca.

Pregunta: ¡Vas a ser papá! ¿Cómo lo vives?
Chyno Miranda: Emocionado, toda mi vida había esperado este momento, llegar a esta instancia de la vida. Sabía que haberme unido a mi esposa era el primer paso de la construcción de mi propia familia, y se está haciendo 100% realidad. Quiero felicitar a mi esposa porque se aguantó dos semanas con la noticia… Ella estaba en Chile, yo aquí. Se aguantó hasta que llegué.

P: ¿Cómo te dio la noticia de que vas a ser papá?
Ch.M.: Cuando llego a Chile me sirve el almuerzo en familia y me dice: “te tengo un regalo”, y me da una cajita. Toda la familia me estaba filmando y yo no entendía. Cuando abro había una franela que decía: ‘Dad to be loading’… No entendí lo que decía porque estaba distraído. Sigo revisando la caja, y encuentro una carta que dice ‘Mamá, papá, mañana me van a conocer”… Sigo sin entender, y cuando muevo el papelito estaba abajo la prueba de embarazo y ahí es donde yo exploto de la emoción, de la alegría, del llanto. Fue especial, en compañía de mis cuñados, mis suegros y mis sobrinos.

P:¿Qué sentiste cuando tomas consciencia de que vas a ser papá?
Ch.M.: A los padres yo les pregunto cómo sintieron el nacimiento de su bebé, y me dicen que es el verdadero amor… Para mí significó muchísimo, me siento en el mejor momento de mi vida esperando a esa criatura que se va a convertir en mi vida, en mi inspiración, mi motivación. Va a ser la etapa más hermosa que voy a poder vivir… Acabamos de tener los exámenes bioquímicos del bebé que está perfecto, formadito, está sano, y eso es algo que me llena, incluso, de más emoción.

P:¿Cómo fue el momento en el que lo viste por primera vez, sentiste los latidos de su corazón?
Ch.M.: Eso pasó la semana pasada porque en Chile, cuando tuve la oportunidad de verlo, no pude escuchar su corazón. Pero tuve la oportunidad de hacerlo ahorita en Venezuela y realmente es la sinfonía de la vida como esos latidos de algo tan chiquitico puede ser algo tan perfecto. Lloré muchísimo de la emoción, estaba tratando de filmar y a la vez disfrutar del proceso, pero fue imposible así que tuve que soltar el teléfono y dedicarme a ese momento. Estuve con mis suegros, la doctora, la emoción es indescriptible, ver cómo se mueve.

P: ¿Estaban buscando el bebé o los sorprendió?
Ch.M.: Tengo que ser muy sincero ella había dejado de cuidarse hace un mes y todos mis amigos me estaban llamando en ese momento, me mandaban mensajes: “Chyno ya es el momento, tienes que comer mucho maní, mucho pistacho, tomar ácido fólico y mucho agua para cuando la veas eso ocurra”. Entonces esos días previos me estaba preparando. Yo realmente no tenía ni idea lo que estaba sucediendo, por eso cuando ella me entrega el regalo yo digo: “espérate, ya va, si yo vengo a esto”…. No etendía. Sí lo estábamos deseando pero no sabíamos que iba a llegar tan, tan rápido, fue casi inmediato.

P:¿ Cómo es tu diálogo y conexión con el bebé?
Ch.M.: Le hablo desde que me despierto hasta que me acuesto. Le estoy leyendo muchísimo sobre las cosas que tengo que hacer con respecto al bebé… Ponerle música suave, hablarle bajito, tratar de no estresarlo en ese momento de formación. Todas las palabras son motivadoras, de cómo va a ser, de la gran persona, que va a ser un niño o niña de bien, muy positiva, que va a lograr cada uno de sus sueños, creo que es importante que la energía que le transmitas sea de mucho positivismos.

P:¿Cómo te imaginas como papá?
Ch.M.: Yo con los niños me derrito, no puedo parar de sentir esa conexión de ellos con mi niño interno, me encanta jugar con ellos, creo que voy a ser así con mi chamo, no se realmente quien tenga los pantalones en mi casa. Yo creo que voy a hacer el permisivo y cualquier cosa: “lo que diga tu mamá”.

P: ¿Cómo se ha sentido tu esposa?
Ch.M.: Muy bien, ha tenido un embarazo súper suave, no se ha sentido mal, no ha tenido mareos, está feliz, inspirada, se mira todos los días en el espejo, le habla, le pone música, reza…Verla es enamorarse nuevamente. La energía que se está viviendo en mi casa en este momento es muy hermosa.

P: Dicen que los hijos vienen con un pan bajo en brazo, y además de un excelente momento personal, también estás viviendo lo mismo en lo profesional…
Ch.M.: Yo creo que desde que me enteré que iba a ser papá han pasado una serie de cosas muy positivas en mi vida. El lanzamiento de esta canción, las cosas que estoy preparando para el futuro, las nuevas canciones que estoy componiendo, la inspiración. Todo eso ha mejorado mil por ciento, el aura que uno está teniendo es muy bonita, muy positiva, no tengo espacio para las malas energías.

P: Y el bebé vino con pan bajo el brazo con el tema junto a J. Balnvin….
Ch.M.: Bastante positivo lo que está pasando. Grabar con el artistas número uno en el mundo como es J. Balvin es una bendición y además es un gran ser humano, lo aprecio muchísimo, desde el momento que le presenté la canción le encantó.

P: ¿Qué mensaje le darías hoy a tu bebé para cuando algún día se encuentre con esta primera entrevista por ahí?
Ch.M.: Que lo amo con toda mi alma, que trate de ser una persona por sobre todas las cosas feliz, que trate de hacer lo que le gusta, que estudie muchísimo, que quiera muchísimo a su familia, y que sea una persona de bien que aquí la familia lo va a esperar amar y le va a dar todo lo mejor posible para que sea una persona feliz.

Fuente

Loading...