asteroide-dinosaurios-raccoon knows

Cuando un asteroide golpeó catastróficamente el planeta hace 66 millones de años, los científicos creían que a las criaturas de lo que ahora llamamos el Polo Sur les había ido bastante bien.

Pero un nuevo análisis sugiere que el asteroide que mató a los dinosaurios también aniquiló a muchos animales marinos en la Antártida.

Los científicos de la Universidad de Leeds y del British Antarctic Survey completaron recientemente las pruebas para determinar la edad de más de 6.000 fósiles marinos.

Esos restos datan de hace 65 a 69 millones de años. Es decir, las criaturas murieron casi al mismo tiempo que el poderoso asteroide golpeó la Tierra.

La investigación, publicada en la revista Nature Communications está dando a los científicos una visión más clara en una de las mayores extinciones en masa en el planeta.

Este es el primer estudio para argumentar que la mortandad masiva, que ocurrió al final del período Cretácico, fue también rápida y devastadora en las regiones polares de la Tierra, según un comunicado de la Universidad de Leeds.

Originalmente, los científicos creían que los animales en las regiones polares estaban lo suficientemente lejos de la fuente de la extinción en masa como para ser perjudicados.

Sin embargo, los nuevos datos revelan que hubo una reducción del 70% de la población animal en la Antártida hace 66 millones de años, lo que significa que la muerte de estas criaturas fue repentina y generalizada.

“Nuestra investigación muestra esencialmente que un día todo estaba bien – la Antártida tenía una comunidad marina próspera y diversa – y al día siguiente, dejó de ser así”, dijo James Witts, autor principal del estudio y estudiante de doctorado en la Universidad de Leeds.

“Está claro que un evento muy repentino y catastrófico había ocurrido en la Tierra”, dijo el investigador.

Además, la nueva evidencia fósil solidifica el caso de que los dinosaurios murieron a causa de un asteroide que cayó en el Golfo de México y no por los cambios ambientales del lugar debido a la actividad volcánica.

La recolección de fósiles marinos que se ha analizado es la más grande descubierta jamás en cualquier parte del mundo, de acuerdo con la Universidad de Leeds. Los investigadores se llevaron seis años para recolectar la información.

FUENTE