A Chipotle restaurant sign is seen in Manhattan on September 11, 2015 in New York. Chipotle's 1,850 restaurants spent September 9, 2015 in a cram effort to hire 4,000 new workers to staff a rapid expansion, as it adds 200 more outlets this year. Built on a pitch of fresh, organic and locally sourced ingredients for its burrito wraps and tacos, the thriving US chain is making clear it is not ready to ease up on expansion plans.  AFP PHOTO/KENA BETANCUR        (Photo credit should read KENA BETANCUR/AFP/Getty Images)

La popular cadena de restaurantes Chipotle está en problemas. La franquicia ha cerrado temporalmente decenas de sus sucursales en los estados de Washington y Oregon como medida de precaución tras varios casos de infecciones por la bacteria E. coli.

Nadie ha muerto en los casos notificados, dijo el Departamento de Salud del estado de Washington. Siete personas fueron hospitalizadas en Washington y una más en Oregon.

La oficina dio cuenta de la situación a través de su cuenta de Twitter.

La fuente de la contaminación todavía no ha podido ser determinada con exactitud, dijeron las autoridades, pero 19 casos de personas enfermas en Washington y otros tres casos en Oregon podrían estar relacionados con establecimientos de la cadena que sirve comida mexicana. Y aunque esos casos que son investigados están directamente relacionados con seis establecimientos, en las áreas de las ciudades de Seattle y Portland, Chipotle ha cerrado temporalmente 43 de sus restaurantes. “Inmediatamente cerramos todos nuestros restaurantes en la zona, como precaución excesiva, a pesar de que la gran mayoría de estos restaurantes no tienen problemas reportados,” dijo el vocero de la compañía, Chris Arnold en un comunicado.

Chipotle está trabajando con los departamentos de salud para ayudar a determinar el origen de la contaminación.

El peligro de la E. coli

Las infecciones por Escherichia coli pueden causar dolores y severos calambres estomacales, vómitos y diarrea, incluso con sangre. La fiebre es generalmente baja, pero en todos los casos se presenta, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Las infecciones pueden variar de leves a potencialmente mortales.

La bacteria E. coli se encuentran comúnmente en los intestinos humanos y animales y son un componente clave en la digestión sana. La mayoría de las cepas son inofensivas, pero otras no, advierten los CDC.

Las fuentes comunes de infección son el contacto humano y animal en la industria de la agricultura. En abril, al menos 25 personas enfermaron por infecciones por E. coli después de visitar una feria de productos lácteos en el estado de Washington.

Algunas contaminaciones están relacionadas con el manejo en el procesamiento de los alimentos, pues la bacteria puede propagarse cuando los empleados de la industria alimentaria no se lavan bien las manos antes de realizar su trabajo.

El CDC ha investigado más de 20 grandes brotes de E. coli desde 2007 en Estados Unidos.

FUENTE