Las puntas abiertas del cabello sin duda alguna es uno de los problemas más habituales que padecen las mujeres, sin importar el largo. Para muchas es totalmente una pesadilla, pero tienen solución más allá de cortar el cabello. Para evitarlas es fundamental mantener el cabello bien hidratado, no abusar del secador y no cepillar el cabello demasiadas veces. Las mascarillas caseras tambien pueden ayudarte.

A continuación te diremos algunos remedios caseros para eliminarlas.

Aceite de coco

Si lo tienes opaco y reseco, el aceite de coco te puede ayudar a darle brillo y salud haciéndolo lucir espectacular. Gracias a sus propiedades excepcionales, puede ser todo un aliado de tu belleza.

Frótalo entre tus manos para que puedas calentarlo y aplícalo suavemente en las áreas de tu cabello donde más lo necesites. Tapa el cabello con un gorro de baño, plástico o una toalla. Déjalo reposar unas dos horas o, si quieres un mayor efecto, déjalo toda la noche.

Pasado el tiempo, lávalo con tu champú favorito y repite el proceso dos o tres veces por semana.

Aceite de oliva

Tan sencillo como aplicar de medios a puntas el aceite de oliva, previamente extendido en nuestras manos, antes de acostarnos, todas las noches. Al día siguiente, lavaremos el cabello como acostumbramos a hacer.

Si se repite este proceso, las puntas no sólo estarán selladas sino que, además, nuestro pelo lucirá mucho más brillante y bonito.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es otra opción que nos gusta especialmente a la hora de cuidar y reparar el cabello. Sus beneficios son numerosísimos, pues conseguirá que crezca fuerte, sano, hidratado y nutrido.

Se aconseja para acelerar el crecimiento del pelo, aumentar su brillo o evitar la caída excesiva del mismo.

En el caso que nos ocupa, también ayudará a conseguir unas puntas selladas para que el momento tan temido del corte sea lo más llevadero posible.

Aceite de argán

El aceite de argán es oro líquido rico en vitamina E, ácidos esenciales y polifenoles. En nuestro cabello dará una gran hidratación, regeneración y protección contra los rayos UVA, detiene la caída, refuerza las raíces y acelera el crecimiento.

Aplicalo sobre las puntas, masajeando intensamente, luego envolver con papel film. Cuanto más tiempo dejemos el aceite actuar, mejor, como mínimo unos treinta minutos. Después lavaremos normalmente, aunque le recomendamos emplear un champú neutro.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es rico en nutrientes y ácidos grasos, lo que lo convierte en el producto ideal para el crecimiento del cabello. Gracias a sus propiedades antibacterianas resulta el aliado perfecto para eliminar las puntas abiertas.

Para esto debes lavar el cabello con tu champú de siempre, eliminar el exceso de agua con una toalla y dejarlo al aire libre por 5 minutos.

Con el cabello húmedo aún, coloca un poco de aceite de ricino en la mano y aplica masajeando desde la raíz hasta las puntas.

Envolver tu cabello en una toalla o utiliza un gorro de baño y déjalo actuar, al menos, 15 minutos. Enjuaga con agua tibia y un champú suave. Puedes repetir esta aplicación 2 veces por semana durante 2 meses y verás grandes resultados.

Fuente