Loading...
Loading...

 

Para muchos la capacidad de conciliar el sueño siempre termina siendo un impedimento para el descanso del cuerpo humano. La falta de sueño tiene consecuencias importantes para la salud y la seguridad de las personas.

Lo más habitual en el insomnio es la falta de concentración en el trabajo, cansancio y falta de energía. Pero también puede conllevar ansiedad, estrés o irritabilidad.

Dormir bien te ayuda a mantenerte activo, he aquí algunos consejos para combatir el insomnio:

1. Ingiere comidas y bebidas que te ayudarán a dormir mejor

Es recomendable no comer momentos antes de acostarse a dormir, esto te ayuda a prevenir el insomnio. Pero hay determinados alimentos que por sus características y composición nos ayudarán a dormir con mayor facilidad:

Un vaso de leche caliente: Estudios realizados demuestran que la leche caliente ayuda a bajar los niveles altos de cortisol provocados por el estrés y que nos impiden dormir.

Infusión de camomila o manzanilla: Sus propiedades son múltiples, pero su efecto calmante será el que nos ayude a quedarnos dormidos.

Plátano: La composición del plátano, es rica en vitaminas, magnesio y potasio, ayuda a relajar los músculos de nuestro cuerpo.

Yogurt: El yogurt, al igual que la leche tiene altos niveles del aminoácido Triptófano, muy involucrado en la regulación del sueño y del placer.

Té verde: El té verde tiene cientos de propiedades muy buenas para nuestra salud incluyendo la de ayudarnos a dormir. Debe ser descafeinado para que funcione en este sentido.

2. Concéntrate en tu respiración

Como vimos en el artículo “Aprende a relajarte en situaciones de estrés”, el control sobre nuestro sistema respiratorio es de vital importancia para entrar en un estado de relajación. se debe centrar en la respiración para combatir el insomnio.

Aprender a respirar correctamente parece un tema obvio, pero no todo el mundo puede conseguir hacerlo cuando desea hacerlo y en situaciones de estrés.

3. Práctica una relajación muscular

Se comienza por los pies y termina en la cabeza, comienza a tensar los músculos por algunos segundos, después relájalos y pasa al siguiente grupo muscular superior. Cuando hayas pasado por todos los músculos de tu cuerpo, si sigues notando tensión corporal vuelve a realizar el proceso para rebajarla.

4. Saca un pie fuera de las mantas o el edredón

Otra causa del insomnio es la elevada temperatura que puede alcanzar nuestro cuerpo debajo de sábanas y mantas. Según el portavoz de la fundación nacional del sueño en Estados Unidos: “Sacar un pie fuera de la manta ayuda a dormir mejor” ya que permite una mejor regulación de la temperatura corporal según los últimos estudios.

5. Cuenta ovejas (U otras cosas)

El truco de contar ovejas es un clásico y aunque parezca algo repetitivo, tiene una razón de ser. Se dice que los principales causantes del insomnio son las preocupaciones diarias que nos acompañan a la cama y no abandonan nuestra cabeza.

Contar ovejas precisamente es una actividad que no requiere mucho esfuerzo pero que nos permite olvidarnos de estas preocupaciones que nos ponen nerviosos por un tiempo y con un poco de suerte, quedarnos dormidos.

Necesariamente no tienen que ser ovejas, el objetivo es pensar en otras cosas que no nos pongan nerviosos y que nos ayuden a conciliar el sueño.

Finalmente, si crees que tus problemas de insomnio son más graves de lo que pensabas en un principio es aconsejable que acudas a un médico especializado que pueda ayudarte a superar este trastorno del sueño.

Fuente

Loading...