¿Se acuerdan de la felicidad que sentíamos cuando de niños pintábamos con las crayolas? Clinique sí que se acuerda y por eso han decidido colaborar con la marca para lanzar una divertida colección de labiales de edición limitada. Unieron sus clásicos Chubby Sticks con algunos de los tonos más populares de Crayola para que a la hora de maquillarnos sintamos el mismo sentimiento de alegría que nos traía el colorear de pequeños.

“La idea detrás de los Chubby Sticks es el jugar”, dice Janet Pardo, la vice presidenta de desarrollo de productos para Clinique. “La idea es que cuando veas uno, sonrías. La obvia conexión del sentimiento de la felicidad es con una caja de crayolas. Te regresa a un tiempo sin complicaciones en la vida – cuando no tenias estrés porque eras un niño. Podías crear lo que quisieras, tenias una cantidad infinita de tiempo y podías simplemente jugar”.

Clinique-Crayola-colección-Raccoonknows.jpg

Diseñados con la misma apariencia que las típicas crayolas, los labiales de Clinique vienen en una variedad de tonos rojos y rosados, empaquetados en una caja parecida a la de los icónicos colores. Los nombres también han adoptado un giro divertido. Por ejemplo, el tono de Clinique Pudgy Peony, un rosa fucsia-morado, ahora tiene de nombre Razzmatazz, el nombre de una crayola color magenta. Mauvelous, Mango Tango y Tickle Me Pink son algunos de los otros divertidos nombres que resaltan y que te harán sonreír. Cada labial tiene el logo de Crayola y hasta las conocidas ondas que vienen en los extremos de las conocidas cajitas de colores que usábamos en la infancia.

¿Cuáles tonos de Crayola les gustaría ver en los Chubby Sticks? ¿Macaroni and Cheese? ¿Purple Pizzazz? ¿Fuzzy Wuzzy?

Fuente