La celulitis se produce por la acumulación de pequeños depósitos de grasa debajo de la superficie de la piel, casi siempre en áreas como las caderas y los glúteos.

Es uno de los problemas más comunes en la población femenina, sobre todo cuando se padece sobrepeso, obesidad o trastornos hormonales.

Se caracteriza por la aparición de unos pequeños hoyuelos sobre el tejido cutáneo, los cuales le dan un aspecto similar al de la piel de una naranja.

Aunque no se trata de una condición grave para la salud, su presencia podría estar alertando de retención de líquidos o dificultades en el sistema circulatorio y linfático.

Por suerte, hoy en día existen muchos productos y técnicas que contribuyen a minimizar su aspecto para que la piel luzca más saludable y lisa.

En esta oportunidad queremos compartir un preparado natural de vinagre de manzana y miel que, por sus propiedades, actúa como complemento para su tratamiento.

Preparado natural de vinagre de manzana y miel para combatir la celulitis

El vinagre de manzana combinado con miel de abejas ha sido durante años un tratamiento alternativo para minimizar el aspecto de la celulitis en la piel.

Ambos ingredientes contienen sustancias antioxidantes y ácidos orgánicos que contribuyen a desintoxicar el organismo para lograr un óptimo funcionamiento del sistema linfático.

Sus aportes de fibra y vitaminas esenciales promueven la buena digestión de las grasas en el intestino, lo cual resulta clave para reducir su acumulación.

Impide que los lípidos se queden retenidos en la sangre, y así evita los niveles altos de colesterol y otros trastornos que afectan la calidad de vida.

Tanto el vinagre como la miel tienen activos naturales que mejoran el funcionamiento del metabolismo; así, incrementan el gasto energético y evitan problemas como el sobrepeso.

Su consumo en dosis moderadas facilita la expulsión de las toxinas retenidas en el torrente sanguíneo, lo cual permite que la sangre fluya sin obstáculos.

Esto controla el exceso de inflamación en los tejidos del cuerpo y, de paso, impulsa la eliminación de los líquidos cuya acumulación también está relacionada con estos hoyuelos.

Cabe destacar que este preparado es de naturaleza alcalina, es decir, tras ingerirlo ayuda a regular el pH de la sangre para prevenir enfermedades.

¿Cómo hacer este remedio de vinagre de manzana y miel para combatir la celulitis?

Con este preparado natural de vinagre de manzana y miel no solo estarás combatiendo la celulitis desde el interior del cuerpo, sino que también:

  • Estimularás la desintoxicación de tu cuerpo para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Evitarás el desarrollo de patologías crónicas
  • Mejorarás la salud de la piel.

Es importante aclarar que no se trata de un remedio milagroso contra este problema estético, dado que sus resultados dependen de otros hábitos de vida como la alimentación, el ejercicio físico y los tratamientos cosméticos.

Esto quiere decir que, para conseguir óptimos resultados, es necesario modificar por completo el estilo de vida, centrando los esfuerzos en combatir la acumulación de grasa que da lugar a esta condición.

Por otro lado, es bueno saber que el vinagre y la miel deben ser 100% orgánicos ya que, aunque hay alternativas más económicas, son las únicas presentaciones que conservan todas sus propiedades.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana (20 ml)
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Incorpora las dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en el vaso de agua tibia y endúlzalo con la cucharada de miel.
  • Tras obtener una bebida homogénea, consúmela.

Modo de consumo

  • Toma un vaso de la bebida en ayunas y, si lo consideres necesario, repite la toma en horas de la tarde.
  • Consúmela durante dos semanas seguidas, descansa una semana y retómala.

Contraindicaciones

El uso de pequeñas cantidades de vinagre de manzana no representa riesgo alguno para la salud. No obstante, bajo ninguna circunstancia se debe exceder la dosis recomendada en la receta de este remedio.

El exceso de ácidos que contiene puede llegar a provocar indigestión, diarreas y producción excesiva de jugos gástricos.

En caso de sentir dolor abdominal o inflamación tras ingerirlo, suspende el tratamiento.

No se recomienda consumir vinagre de manzana puro sin diluir, ya que puede dañar el esmalte de los dientes y, a su vez, afectar la mucosa que protege el estómago.

Fuente