image

 

Durante la presentación de Kanye West, en el festival musical de Glastonbury en Inglaterra, el comediante Lee Nelson se las ingenió para evadir la seguridad del evento, colarse en el escenario e interrumpir al rapero.

West interpretaba la cuarta canción de su repertorio, “Black Skinhead”, cuando Nelson invadió la tarima. Al cantante no le cayó para nada bien la interrupción y con sus manos solicitó al personal de seguridad retirar al intruso.

La broma del inglés, cuyo nombre real es Simon Brodkin, no es la primera que realiza de este tipo. Según el sitio en línea de The Guardian, el comediante también se coló en un calentamiento del equipo de fútbol Manchester United en el 2013 y en el 2014 invadió el escenario del show The X Factor.

Nelson escribió a través de su cuenta de twitter: “Muchas personas estaban diciendo que Kanye no debería ser el artista principal de Glastonbury, así que decidí darle una mano”.

Tras el percance, el intérprete de “Stronger” continuó su presentación sin dar mayor importancia a lo sucedido. El concierto prosiguió con normalidad y se extendió por noventa minutos.

A pesar de la apretada agenda durante su viaje a Inglaterra, el rapero expresó a la revista musical Q lo importante que es para él dedicarle tiempo a su pequeña hija de dos años North.

Fuente