image

 

La guanábana (annona muricata), o también conocida en algunos países como graviola, es una fruta tropical que proviene de un árbol que lleva su mismo nombre.

Cuenta con un delicioso sabor agridulce que la ha convertido en ingrediente principal de muchos postres y preparaciones dulces, aunque también se ha utilizado en jugos, licuados y muchas otras bebidas saludables.

Según su historia, fue cultivada en la antigüedad por las culturas indígenas de Mesoamérica, quienes aprovecharon desde sus hojas hasta las semillas para prevenir y tratar diferentes enfermedades.

En la actualidad está disponible en muchos países del mundo y se cataloga como una de las más saludables, debido a la riqueza en nutrientes que le puede aportar al cuerpo.

En esta ocasión queremos compartir más detalles sobre sus beneficios para que no dudes en elegirla la próxima vez que vayas al mercado. ¡Disfrútala!

Propiedades nutricionales de la guanábana

La guanábana es fuente de vitamina C, nutriente esencial para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades.

También contiene cantidades significativas de vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6) hierro, magnesio y potasio.

En menores cantidades proporciona aminoácidos, acetogeninas (en sus hojas), alcaloides, galactomanana y glucósidos.

Todos estos componentes la convierten en uno de los anticancerígenos más poderosos del mundo y, de hecho, ya se comprobó que el extracto que se obtiene a partir de sus hojas tiene una acción eficaz al suprimir las células cancerígenas gracias a su efecto citotóxico.

Por si fuera poco, actúa como un digestivo natural, capaz de regular la flora intestinal y proteger el hígado.

Guanábana para el sistema inmunológico

Las sustancias que contiene la guanábana ayudan a aumentar la respuesta inmunológica del cuerpo para reducir la recurrencia de enfermedades virales o infecciones.

Este beneficio se le atribuye a su alto contenido de vitamina C que, entre otras cosas, actúa como un poderoso antioxidante, capaz de inhibir los radicales libres del ambiente que aceleran el proceso de envejecimiento.

Cada 100 gramos de la fruta puede aportar hasta 20 de los 60 mg de vitamina C que requiere una persona al día.

Protectora del hígado

La ingesta regular de esta fruta es una manera sana de apoyar las funciones del hígado y la vesícula biliar.

Su riqueza en antioxidantes favorece la limpieza de este órgano y lo ayuda en el proceso de digestión de las grasas para que trabaje en perfectas condiciones.

Cuida los huesos y previene la osteoporosis

Esta deliciosa fruta supone una fuente significativa de fósforo y calcio, minerales esenciales para la buena salud ósea y dental.

Esta aconsejada para las mujeres en la etapa de la menopausia, ya que es una excelente forma de proteger los huesos ante la pérdida de la densidad que sufren por la disminución de estrógenos.

Potente anticancerígeno

En varias oportunidades se ha demostrado que la guanábana contiene sustancias y compuestos antioxidantes que actúan de forma positiva en la prevención y tratamiento de varios tipos de cánceres.

El extracto que se obtiene de sus hojas podría ser eficaz para frenar el crecimiento de las células malignas de 12 tipos de cánceres, incluyendo:

De colon.
De mama.
De próstata.
De pulmón.
De páncreas.

En la actualidad se cree que sus propiedades podrían ser miles de veces más fuertes en la lucha contra el cáncer en comparación con el tradicional tratamiento de la quimioterapia.

Sumado a todo esto no se han encontrado efectos secundarios y tampoco ocasiona daños sobre las células sanas.

Aumenta las energías

Para no tener que recurrir a energizantes comerciales y ricos en compuestos estimulantes, vale la pena tener en cuenta que la guanábana puede representar una fuente más saludable de energía.

Esto se debe a su aporte significativo de fructosa, el dulce natural que contiene las frutas y que puede activar el cuerpo tanto a nivel físico como mental.

Protege el sistema nervioso

Gracias a su alto contenido de vitaminas del grupo B, es bueno para mejorar la circulación de la sangre y proteger los nervios.

La vitamina B2 mejora la función del sistema nervioso y también apoya las funciones cardíacas para reducir el riesgo de enfermedades.

¿Sabías que era tan saludable? Ahora que hemos compartido sus principales beneficios esperamos que no dudes en ingerirla con más frecuencia.

Debido a su tamaño, resulta ideal para toda la familia y para hacer diferentes tipos de recetas aprovechando su sabor.

Fuente