Bill Bratton presenta un análisis con el que justifica la práctica para arrestar por ofensas menores

NUEVA YORK – El comisionado de Policía, Bill Bratton, divulgó el jueves un reporte que muestra que bajo su mando ha declinado la respuesta del NYPD a crímenes menores como los que la presidenta del Concejo Melissa Mark Viverito busca despenalizar.

En una academia de policía en Queens, Bratton indicó que a la controvertida estrategia de “Broken Windows” o “ventanas rotas” se le debe dar crédito por la caída del crimen desde mediados de la década de los noventa. Tal política ha sido criticada por activistas que consideran que castiga sobretodo a minorías de barrios pobres.

El comisionado manifestó, sin embargo, que “se podrían explorar alternativas en vez de arrestos por delitos menores. Seremos más considerados y más respetuosos. Y así más respetados”.

Según el informe de 41 páginas, los arrestos por delitos leves, como conducir con la licencia vencida, colarse en el metro y posesión de pequeñas cantidades de droga, han disminuido en el primer trimestre de 2015 comparado con el mismo período del año anterior.

“Más arrestos por delitos menores, en últimas lleva a menos arrestos en general, porque la Policía previene el crimen con más efectividad” concluyó el funcionario.

El alcalde Bill de Blasio había dicho, el miércoles, que su gobierno planea tener una conversación “real y productiva” sobre las propuesta del Concejo, pero que “tales conversaciones apenas comienzan”.

El mandatario quiere seguir criminalizando a los que evitan pagar el metro, porque plantea que sobre tales individuos a veces penden orden de capturas en su contra o cargan armas. “Cada situación debe mirarse con cuidado para que continuemos nuestro esfuerzo de mantener el crimen bajo. “El comisionado y yo estamos unidos en este punto”.

Surgen los críticos

Donna Lieberman, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, dijo a el periódico Daily News que “el obstinado compromiso con esta política de perfiles raciales es una fuente de resentimiento y desconfianza que no puede ser ignorada”.

Eric Koch, vocero del Concejo, planteó en un comunicado que era el momento de reformar la Policía y la práctica de ventanas rotas.

“Por mucho tiempo, estas políticas han abierto una brecha entre la Policía y las comunidades a las que sirven y obstruyen nuestro sistema de justicia penal”.

Con la propuesta de Mark Viverito, los infractores recibirán una multa de las cortes administrativas. Lo más fuerte de la propuesta es que los agentes no podrían hacer más arrestos por ofensas menores.

Programas nacientes

El comisionado mencionó, además, sobre un programa en el que trabajadores sociales acompañarían a los agentes en sus funciones en las estaciones del metro y en los refugios.

Bratton eligió el programa de $130 millones de la alcaldía que daría “salud, no esposas” a la gente que sufre de enfermedades mentales o a los adictos a las drogas.

El jefe de la Uniformada reiteró que la introducción de la identificación municipal ID llevará a menos arrestos.

FUENTE