image

 

Los cambios de clima bruscos maltratan mucho los labios y, al estar cubiertos por una piel tan delicada, pueden acabar agrietándose y teniendo alteraciones antiestéticas y dolorosas.

Para prevenir este tipo de daños en esta área del rostro, es importante darles una adecuada hidratación diaria que les permita mantener su elasticidad y humedad.

Con tal fin, hoy en día hay cientos de productos cosméticos diseñados para su cuidado y embellecimiento, sin embargo, muchos de ellos están compuestos por ingredientes químicos que pueden resultar perjudiciales para algunas personas.

Si no estás dispuesta a correr el riesgo con el cuidado de tus labios, quizá te interese aprender a elaborar en casa tus propios bálsamos con ingredientes 100% naturales. En esta ocasión vamos a compartir 4 recetas para que no dudes en probarlas.

1. Bálsamo labial de rosas

El bálsamo labial de rosas tiene un agradable aroma y compuestos con increíbles propiedades como la miel, recomendada para suavizar e hidratar los labios sin efectos secundarios.

Se trata de un producto casero que se puede preparar para una ocasión especial o como un aliado de la rutina de belleza diaria.

Ingredientes

¼ taza de cera de abejas (60 g)
2 cucharadas de aceite de coco (32 g)
1 cucharadita de aceite de jojoba (4 g)
20 gotas de esencia aromática de coco
2 gotas de vitamina E
1 puñado de pétalos de rosas
¼ cucharadita de miel (1,8 g)
Un frasco de vidrio

Preparación

Coloca en un recipiente la cera de abejas, el aceite de coco, el de jojoba y la miel.
Llévalo a calentar en el microondas para que se derritan y se integren y, luego, agrégales la vitamina E y la esencia aromática de coco.
Por último se le añaden los pétalos de rosa y se vierte en un frasco de vidrio hermético.
Se debe conservar en un lugar fresco, alejado de la luz solar.

2. Bálsamo de vainilla

La vainilla es el toque secreto de este saludable bálsamo labial que hidrata y protege tus labios de los agentes agresivos del ambiente.

La manteca de karité y de cacao que utiliza tienen propiedades restauradoras que mejoran la salud de la piel de los labios cuando está reseca.

Por utilizar ingredientes 100% naturales, está aconsejado para todo tipo de personas porque no produce efectos negativos.

Ingredientes

1 cucharadita de manteca de cacao (5 g)
1 cucharadita y media de manteca de karité (8 g)
1 cucharadita y media de aceite de ricino (7 ml)
4 gotas de extracto de vainilla comestible
1 frasco limpio y esterilizado

Preparación

Introduce los ingredientes en un recipiente y ponlos a calentar al baño María.
Cuando estén derretidos, mézclalos bien, retíralos del fuego y viértelos en un envase.
Déjalo destapado por unas 3 horas y cuando haya adquirido cierta consistencia, tápalo.
Cuando lo necesites, toma una pequeña cantidad y aplícala con las yemas de tus dedos.

3. Bálsamo labial de frambuesa

Para la elaboración de este bálsamo labial natural vas a necesitar el aceite que se obtiene a partir de las semillas de frambuesa, el cual contiene cantidades importantes de vitamina E y aceites esenciales Omega 3 y 6.

Como resultado tendrás un producto libre de químicos que te ayudará a mantener unos labios bonitos y jóvenes.

Ingredientes

10 gotas de aceite de pepitas de frambuesa.
5 gotas de aceite esencial de vainilla (opcional)
1 cucharada de manteca de cacao (30 g)
2 gotas de colorante alimenticio rojo

Preparación

Coloca la manteca en un recipiente y derrítela al baño María, a fuego lento.
Cuando esté derretida, agrégale el aceite de pepitas de frambuesa, el de vainilla y el colorante.
Remueve todo muy bien para que los ingredientes se integren y, luego, viértelo en un frasco hermético.
Este producto puede durar hasta 6 meses a una temperatura ambiente.

4. Bálsamo labial de chocolate

La manteca de cacao y el chocolate contiene compuestos antioxidantes que ayudan a reparar la piel dañada por los factores ambientales.

Este bálsamo es muy fácil de preparar y su grado de solidez facilita su aplicación frecuente sobre los labios.

Ingredientes

½ cucharada de manteca de cacao (15 g)
3 cucharadas de cera candelilla (21 g)
8 cucharaditas de aceite de ricino (40 ml)
4 cucharaditas de azúcar (20 g)
1 cucharadita de aroma de chocolate (3 g)

Preparación

Poner a derretir las mantecas y el aceite al baño María y, una vez estén líquidos, agregarle el azúcar y el chocolate.
Cuando todo esté fundido y homogéneo, retirar del fuego y verter en los moldes deseados.

Fuente