image

 

La piel del contorno de los ojos es la zona más frágil y fina de todo el rostro. Está compuesta por muy pocas glándulas sebáceas y también es deficiente en colágeno y elastina.

Por ser un área tan delicada y expuesta a diferentes factores del ambiente, no es extraño que con el pasar de los años sea una de las primeras que deje ver los populares “signos de la edad”.

Además, por desgracia, también es una zona donde se nota la falta de un sueño adecuado, el estrés, la mala alimentación y otras costumbres que, de una u otra forma, influyen en el estado general del organismo.

Desde edades muy tempranas las mujeres están buscando maneras de cuidar esta zona de su rostro contra las arrugas y otras alteraciones antiestéticas; por suerte, en la actualidad hay muchos productos y técnicas de belleza que pueden ayudar a contrarrestar los daños que sufre la piel para que no se debilite antes de tiempo.

Crema casera de café para el contorno de los ojos
Granos de café

Los ingredientes utilizados en esta crema natural son bastante interesantes, ya que tienen propiedades que ayudan a disminuir la apariencia de esas molestas ojeras y bolsas que afectan la belleza del rostro. Además, su uso regular puede servir como tratamiento para reducir y evitar las molestas arrugas prematuras.

Los antioxidantes que concentra son uno de esos compuestos activos que ayuda a reparar la piel, en especial, porque tiene la capacidad de inhibir la acción de los radicales libres.

Por otro lado, tiene agentes antiinflamatorios que disminuyen las ojeras e inflamaciones y sus otros componentes, como la jojoba y la rosa de mosqueta, rejuvenecen y nutren la piel para evitar las populares “patas de gallo”.

Ingredientes

1 cucharada de aceite infusionado de café (15 ml)
1 cucharada de manteca de cacao (15 g)
1 cucharada y ½ de manteca de karité (21 g)
1 cucharadita y ½ de aceite de rosa de mosqueta (7 ml)
1 cucharadita y ½ de aceite de jojoba (7 ml)
5 gotas de aceite esencial de lavanda
5 gotas de aceite esencial de manzanilla

Preparación

Crema de café casera

Coloca al baño María la manteca de cacao y de karité a fuego bajo y, cuando ya se estén derritiendo, retíralas del fuego y mézclalas con el aceite de café, el de jojoba y el de rosa mosqueta.
Cuando obtengas una mezcla homogénea agrega los aceites esenciales y vierte todo en un frasco de vidrio hermético, preferiblemente opaco.
En un ambiente fresco y seco, esta crema puede durar de 6 meses a 1 año.

Modo de aplicación

Limpia todo tu rostro con un producto facial y asegúrate de dejarlo libre de cualquier resto de maquillaje.
A continuación, toma una pequeña cantidad del producto y aplícalo con las yemas de los dedos mediante suaves masajes por toda la piel alrededor de los ojos.
Se aconseja untarlo antes de ir a dormir para que todas sus propiedades actúen mientras descansas.

¿Cómo elaborar el aceite infusionado de café?
Café molido

El ingrediente activo de esta sencilla crema natural es el aceite infusionado de café. Se trata de un componente muy fácil de elaborar en casa que, gracias a sus antioxidantes, cumple un papel relevante en la prevención de señales de la edad.

Ingredientes

3 cucharadas de granos de café molido (45 g)
½taza de aceite de oliva (120 ml)

Preparación

Coloca a calentar a fuego lento los 120 ml de aceite de oliva y, cuando esté caliente, agrégale el café recién molido.
Deja reposar la mezcla a una temperatura ambiente y, para mejores resultados, déjala toda la noche antes de proceder a utilizarlo.
Pasado el tiempo aconsejado, pasa el producto por un colador, reserva el aceite y con las sobras de café hazte una exfoliación en el cuerpo.
Como para este remedio tan solo se requieren 15 ml del aceite de café, el resto se puede utilizar como tratamiento para las piernas y otras áreas como el abdomen o los brazos. Por los nutrientes que contiene también es bueno para activar la circulación sanguínea y reducir signos como las estrías y la celulitis.

Fuente