Iran-Petroleo-RACCOON KNOWS

El final de las sanciones económicas contra Irán podría afectar a los mercados del petróleo.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea sobre Teherán finalmente fueron levantadas el sábado, reestableciendo el acceso de Irán a los mercados mundiales. Irán se ha estado preparando para este momento durante meses y pronto podría volver a los primeros puestos de los productores mundiales de petróleo.

Los precios del crudo se han desplomado durante meses, cayendo por debajo de 30 dólares el barril. Un flujo de nuevo petróleo desde Irán probablemente muy pronto podría bajar los mismos aún más.

“Irán está en capacidad de extraer rápidamente petróleo de sus depósitos y de los tanqueros en el mar… algo que desea hacer lo antes posible, ya que almacenar ese petróleo cuesta dinero”, dijo Brenda Shaffer, profesora de la Universidad de Georgetown en Washington, D.C.

Los analistas esperan que Irán aumente su producción, entre 600.000 y un millón de barriles diarios, pero las autoridades del país son mucho más optimistas.

Irán tiene como objetivo aumentar su producción en casi 1,5 millones de barriles para finales del 2016, haciendo que su producción diaria sea de 4,2 millones de barriles, según el ministro iraní de petróleo, Bijan Zanganeh, le dijo a CNN en una entrevista exclusiva.

Teherán se encuentra en una posición difícil. Mientras más petróleo exporta, mayor es la probabilidad de que los precios bajen aún más. Irán opera con una estructura de costos relativamente baja en comparación con otros países, pero una nueva caída en los precios pondría en riesgo sus planes. El país necesita desesperadamente realizar inversiones importantes en su desactualizada industria petrolera.

Irán es miembro del cártel petrolífero de la OPEP. Hace tan solo unos años, los países de la OPEP ajustaron su producción para mantener el control de los precios, pero es muy poco probable que el grupo haga algo así ahora. El auge de los esquistos de Estados Unidos ha forzado a la OPEP a cambiar su estrategia y aumentar la producción para defender sus cuotas de mercado.

Las recientes tensiones diplomáticas entre Irán y Arabia Sauditahan complicado aún más la situación. Arabia Saudita, el líder de facto de la OPEP, aún está luchando para mantener su cuota de mercado y la ambición de Irán podría ponerlo bajo más presión.

Hay un poco de esperanza. El levantamiento de las sanciones no es muy sorprendente y algunos analistas dicen que la mayor parte de la caída del mercado petrolero ya ha sido valuado en el mercado. El acuerdo nuclear, cerrado en julio, tardó casi dos años en fraguarse.

“Una gran cantidad del petróleo iraní se ha filtrado en el mercado mundial desde la firma del acuerdo con Irán relacionado a su programa nuclear, ya que la aplicación de sanciones ha sido muy relajada después del acuerdo”, dijo Shaffer.

FUENTE