Concluye primera fase Plan de Regularización de Extranjeros

SANTO DOMINGO. La primera fase del Plan de Regularización de Extranjeros concluyó ayer a las 12:00 de la medianoche.

Antes del cierre, el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul Fadul, declaró que en la última jornada estarían laborando con las personas que se mantuvieran en las filas hasta después de la siete de la noche: “Porque la excepción es la repatriación, la intención del plan es que se regularicen”, declaró Fadul durante una rueda de prensa en la sede de esa cartera, en la que estuvo presente el director General de Migración.

Fadul dijo ayer que antes de la jornada, unos 275 mil inmigrantes extranjeros se habían inscrito. El funcionario recalcó que una vez terminada esta etapa, Interior y Policía tenía 45 días para dar respuesta a los inmigrantes que inscribieron sus documentos, y llevaron a cabo el proceso. Mientras que quienes se registraron y no habían concluido el depósito de documentos, podían completarlos durante ese período, y obtendrían respuesta.

Fadul rechazó que el proceso haya sido un fiasco. Dijo que quienes han apostado a eso, argumentan cifras que no se pueden sostener, y si conocían a esas personas que se quedaron fuera debieron apoyar el Plan Nacional de Regularización, llevando a esos inmigrantes hasta las oficinas distribuidas en el país, que en total eran 24 fijas y tres móviles.

“La realidad es lo que está inscrito aquí. Este es un censo. Las otras cifras no sé de dónde las sacan, si las tenían, debieron traer esas personas que sabían que existían”, dijo Fadul, al tiempo de considerar el proceso como “transparente, abierto, en el que participó la comunidad internacional, participaron ONG, las juntas de vecinos, organizaciones sociales del país, los medios de comunicación, y respetuoso de la dignidad humana y los derechos humanos”.

Filas interminables

Mientras Fadul hacía los señalamientos, varios cientos de inmigrantes haitianos se aglomeraban en el entorno de la sede de Interior y Policía, esperando que se les diera la oportunidad de inscribirse en el Plan de Regularización de Extranjeros, mientras que otro grupo se manifestaba para que se extendiera el plazo.

La principal queja de quienes estaban en línea, era la poca cantidad de personas que eran recibidas diariamente. Personas que dijeron tener varios días llegando de madrugada y saliendo en la tarde a espera de la llegada de su turno. Las esperas las hacían más largas por la cantidad de mujeres en estado de gestación, y con niños en brazos, a quienes las autoridades dominicanas daban prioridad; como ocurría en la Urbanización Los Ángeles, de Santo Domingo Este, y en Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte.

Ciudadanos haitianos como Witelson Louis, Joseph Elever y Tamy Reul alegaron llevar tres, cuatro y cinco días en la línea de espera del centro, sin que les llegara su turno, por la lentitud del proceso. Expresaron que la principal preocupación era abandonar los puestos de trabajo.

Otro de los obvios inconvenientes de las filas en los centros del Gran Santo Domingo era la ausencia de guías de Interior y Policía o de alguna ONG interesada en ayudar que acompañase a los interesados en registrarse.

En el centro de atención de Sabana Perdida, más de una persona acudió a regularizarse teniendo documentos de trabajo al día, visados y con pasaporte. Mientras que otros más desconocían que el Plan sólo aplicaba para personas que pudieran demostrar su estadía en el país antes de octubre de 2011.

Al mismo tiempo, mientras Interior y Policía declaraba que la prioridad era ingresar a la mayor cantidad de primeros visitantes posibles en esta primera etapa, en ocasiones las filas estaban copadas de personas que iban a llevar documentos para sumar a su causa.

BOICOT

El ministro de Interior y Policía recalcó ayer que en los últimos cinco días previos al final del Plan Nacional de Regularización se desarrollaron acciones para boicotear el proceso, de lo cual esa institución tiene evidencias. Las acciones, dijo Fadul, estaban comandadas por “tonton macoute” y miembros de organizaciones locales de defensa de los derechos de los inmigrantes haitianos. Fadul dijo que los organismos de inteligencia participaron en la detección de ese plan que buscaba el fracaso del “proyecto más ambicioso de regularización de extranjeros hecho en el país”.

FUENTE