El muro en la frontera entre Estados Unidos y México no tiene que estar hecho necesariamente de aburridas planchas de concreto. Podría ser un “muro inteligente” con cables de fibra óptica diseñados para detectar a cualquiera que intente escalarlo o cavar un túnel debajo. O podría parecerse a un castillo medieval, con torretas. Podría estar hecho de paneles solares, o incluso ser una obra de arte.

Estas son algunas de las ideas presentadas al Departamento de Seguridad Nacional, que está considerando las propuestas para construir una barrera de algún tipo entre México y Estados Unidos.

Esta ronda de propuestas es para construir un prototipo de un muro, el primer paso para concretar la promesa hecha por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro fronterizo. Seguidamente, el Departamento de Seguridad Nacional recortará la lista y solicitará solo unos cuantos prototipos. El departamento declinó informar cuántas propuestas había recibido, pero varios candidatos compartieron sus planes con CNNMoney.

Quantum Logistics propone un muro tradicional.

Una de las propuestas más directas es de Quantum Logistics, que ha construido muros de seguridad para el ejército de Estados Unidos en Iraq y Afganistán. Su idea es construir un muro relativamente simple con planchas de concreto reforzadas con barras de acero.

El plan de DarkPulse muestra cómo frenar los túneles.

DarkPulse Technologies quiere construir un muro que tenga fibra óptica incrustada, con el fin de detectar intentos de cavar un túnel debajo, escalarlo o penetrar el muro. Las directrices del Departamento de Seguridad Nacional señalan que todas las propuestas de muro deben llegar hasta 1,8 metros bajo tierra para impedir que se caven túneles. Pero el director ejecutivo de la compañía, Dennis O’Leary, dijo que eso no es suficiente, y señaló que algunos túneles en la frontera están a 24 metros bajo tierra.

Crisis Resolution Security Services se inspiró en la Muralla China.

La propuesta de la compañía Crisis Resolution Security Services se inspira en la Gran Muralla China y otros muros antiguos. Contempla un arcén de 9 metros que lleva hasta la base del muro, con una pared de 8 metros por encima de él. Tendrá también un riel de seguridad de 1.2 metros en la parte superior, con lo que los turistas podrán caminar o incluso conducir encima del muro.

“El muro será un símbolo de la defensa de la nación y la cultura estadounidenses, así como el muro monumental (del Imperio romano) defendía los límites de la civilización occidental”, dice la propuesta.

Una propuesta con paneles solares de Gleason Partners.

Otro muro solar de Advanced Warning Systems.

Dos propuestas plantean un muro que esté cubierto en su cara sur por paneles solares, y que tenga paneles en la parte superior para capturar los rayos solares. Ambos planes sugieren vender la electricidad que generen los paneles para compensar el costo del muro.

Algunas de las propuestas presentadas ante el Departamento de Seguridad Nacional son más bien declaraciones políticas.

Un tren de alta velocidad en lugar de un muro es otra de las propuestas.

Un grupo llamado Otra Nation, un colectivo de ingenieros, arquitectos y diseñadores, proponen que toda el área fronteriza sea administrada en conjunto por ambas naciones. Su plan incluye un tren de alta velocidad que reduzca la distancia de la frontera actual.

La propuesta de un grupo de artistas.

Otra propuesta es una serie de instalaciones artísticas que incluyen tumbas, faros y órganos tocando música. El proyecto fue “presentado como contrapunto” al muro, dijo Jennifer Meridian, su diseñadora y artista principal.

FUENTE