Melania Trump-Raccoonknows.jpg

Melania Trump ya está lista para hacer de la Casa Blanca su nueva residencia. Este viernes Donald Trump asumirá su cargo de presidente de los Estados Unidos y por ende, su esposa Melania se convertirá en la primera dama de la nación. Sabemos que con su nuevo cargo la ex modelo debe siempre lucir impecable, como lo ha hecho hasta ahora en los diferentes eventos a los que ha asistido con su marido. Por eso no es sorpresa que quiera tener su propia habitación glam dentro de la mansión más famosa del país.

“Definitivamente habrá una habitación designada para el pelo, el maquillaje y el vestuario”, le dijo a una publicación la maquillista Nicole Bryl, quien ha trabajado con Trump por más de una década. “Melania quiere una habitación con la iluminación más perfecta, lo que hará nuestro trabajo más eficiente, ya que una buena iluminación puede hacer o deshacer cualquier look”.

Bryl, quien tiene su propia línea para el cuidado de la piel Nicole Bryl Skincare, asegura que para lucir tan radiante como siempre luce la nueva primera dama, definitivamente tiene que estar muy enfocada a la hora de maquillarse y disponer de tiempo.

“[Me toma] como una hora y quince minutos de concentración ininterrumpida”, explica. “Si quieres lucir perfecta y que te dure [todo el día] tienes que tomar tiempo extra para que eso suceda”.

El día de la toma de posesión no será la excepción. Eso sí, para que todo salga a la perfección, todo el equipo encargado de la imagen de Melania coordinará muy bien todos los actos en los que estará presente para que no hayan contratiempos.

“Habrá una reunión con el equipo creativo completo para discutir el look de cada evento ese día, porque habrán varios”, confesó la maquillaje. “Melania nos va a dejar saber como se quiere ver, porque ella siempre tiene una idea fuerte y segura de cómo quiere las cosas. Eso hace aún más fácil que nos pongamos de acuerdo como equipo y podamos llevar a cabo su visión. Estoy ansiosa de ver lo que ella va a usar [ese día]. Siempre es un agasajo ser parte de su impecable creación de belleza”.

Fuente