Laxantes-Laxantes caseros-Raccoonknows.jpg

 

En ciertas épocas del año, como las vacaciones de Navidad o en verano, solemos saltarnos un poco la dieta, pecando al tener más cenas y comidas con los amigos o familiares, al igual que las barbacoas en las que los alimentos verdes escasean. Todas estas comidas hacen que nos encontremos muy pesados, haciendo que se nos haga un mundo el poder ir al baño, encontrándonos estreñidos y con mal cuerpo. Si nos cuesta que nuestro estomago funcione correctamente, te vamos a presentar unos remedios caseros laxantes para que liberes de tu cuerpo todo lo que te hace sentir esa pesadez y que además te ayuden a adelgazar de forma saludable.

Consejos antes de tomar laxantes caseros

Los laxantes caseros tienen el beneficio que no tienen ningún producto químico que provenga de farmacéuticas por lo que además de conseguir el efecto deseado, estarás hidratado y obtendrás vitaminas y minerales, sintiéndote bien desde el primer momento que te lo tomas. Para que nuestro cuerpo funcione mucho mejor, recuerda que además deberás de seguir una buena alimentación, ya que, si sigues comiendo frituras y otros alimentos no aptos, de nada servirán los laxantes. Por otro lado, también deberás de realizar ejercicio físico, con el fin de activar la digestión y adelgazar mucho más.

Zumos de vegetales

Uno de los remedios caseros laxantes más utilizados son los zumos de vegetales. Existen algunas marcas que comercializan este tipo de zumos, pero nosotros te aconsejamos que realices tus zumos, ya que estarás incluyendo los alimentos que más te gusten, sin ningún otro tipo de aditivos. Una de las combinaciones que más te van a ayudar a ir al baño es licuar en una batidora pepino, apio, y espinacas. Tanto el apio como las espinacas van a aportarle mucha fibra, además de gran cantidad de vitaminas, mientras que el pepino le dará frescura y líquido a la mezcla. Si ve que queda muy espeso, siempre puedes añadirle más agua.

Higos y ciruelas

Hay muchas frutas que por su composición nos ayudan a ir al baño, aliviando nuestro estreñimiento. Entre las más eficaces están las ciruelas y los higos. La forma de tomarlas puede ser muy variada, desde tomarlas de postre después de cada comida, o haciendo un zumo con ellas. La cantidad recomendable de piezas de estas frutas suele ser alrededor de tres, ya que, aunque tienen un poder laxante enorme, también tienen azucares que debemos evitar en algunos casos como personas que tengan diabetes y tengan que controlar el consumo de azúcar.

Aloe vera

El Aloe Vera es una planta que tiene una infinidad de beneficios para el organismo, desde cicatrizar las heridas, hidratar la piel y también es un buen remedio casero laxante. Con la ingesta del preparado que te vamos a comentar vas a conseguir adelgazar, eliminando toxinas y sobre todo, olvidándote del estreñimiento.

Cogeremos varias hojas de la planta y la pelaremos, quedándonos en un cuenco el interior gelatinoso. Hecho esto, lo pasamos por la licuadora, pudiendo añadirle más cítricos para darle sabor. Luego lo metemos en la nevera para que no pierda sus propiedades y lo tomamos por las mañanas al levantarnos.

Fuente