Rosa Mosqueta-Aceite-Raccoonknows.jpg

 

La rosa mosqueta es un arbusto que puede llegar a los 2 m de altura. Proviene de la familia de las rosáceas y se conoce por las propiedades de su aceite. El aceite de rosa mosqueta ofrece múltiples propiedades para su uso en cosmética y medicina convencional. El aceite se extrae de las semillas de este arbusto y su composición con distintos ácidos grasos esenciales, antioxidantes y vitaminas hacen de él, una fuente de rejuvenecimiento muy valiosa.

Propiedades del aceite de rosa mosqueta

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la composición del aceite de rosa mosqueta está repleta de ácidos grasos esenciales (omega 6, omega 3, pálmico, oleico, linolénico, esteárico y linoleico), antioxidantes y además contiene gran cantidad de vitamina A, C, E, retinol, carotinoides, riboflavina, flavonoides y pectinas. Todos estos componentes son los encargados de proporcionar beneficios relacionados con la estética y la medicina.

Beneficios del aceite de rosa mosqueta

Este aceite puede ser el remedio para hacer frente a muchas enfermedades e incluso usarlo para el cuidado de la piel, por sus efectos regeneradores. Entre sus múltiples beneficios encontramos:

1. Fortalece el sistema circulatorio

Las vitaminas, los antioxidantes y los ácidos grasos esenciales que componen el aceite de rosa mosqueta ayudan a fortalecer el sistema circulatorio, además de prevenir la diabetes, ya que se encarga de regular los niveles de azúcar en la sangre y mantener un control del colesterol.

2. Rehidrata la piel seca

El aceite de rosa mosqueta, es un gran hidratador por lo que se encarga de mejorar los niveles de humedad de la piel y crea una barrera impermeable evitando perder el agua. Se recomienda usarlo especialmente a partir de los 45 años, ya que a partir de esta edad la piel empieza a fabricar menos colágeno y se reduce la elasticidad.

3. Se encarga de retrasar los signos del envejecimiento

Otra de sus funciones es hidratar la piel mejorando su pigmentación y textura. Este aceite contribuye a la producción de colágeno, lo que hará que se reduzcan el nombre de arrugas. Además, debido a sus componentes, protege de los otros daños como el sol, reduciendo las marcas de estrías y las posibles manchas de la piel.

4. Es un aliado contra el dolor de la artritis

Este aceite puede aliviar el dolor de aquellas personas que padezcan artritis y osteoartritis, por lo que reduce la necesidad de usar otro tipo de medicamentos.

5. Regenera la piel después de quemaduras

Usar rosa mosqueta después de haber padecido alguna quemadura o corte, puede contribuir a la mejora de la cicatrización de la herida. Cabe decir que la vitamina A desempeña un papel relevante en esta función. Además, los ácidos grasos esenciales regeneran la piel mejorando altamente su flexibilidad y reparación.

Usos de la rosa mosqueta

El hecho de usar aceite de rosa mosqueta hace que gran cantidad de enfermedades mejoren e incluso se usa como prevención gracias a sus propiedades regeneradoras.

El uso como remedio natural de la rosa de mosqueta se aplica en forma de aceite extraído, como se ha comentado anteriormente, de las semillas del propio arbusto. Pero de forma más fácil, también lo puedes encontrar en forma de gel o crema.

Uso médico: el aceite de rosa mosqueta, es conocido por sus determinantes efectos regeneradores que ayudan a prevenir enfermedades. Algunos de los usos de este aceite en medicina son la artritis, las úlceras, la diabetes, el dolor de espalda, las inflamaciones, la gota, infecciones urinarias, cálculos biliares, etc.

Cabe decir que también fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación reduciendo inflamaciones y ayudando a prevenir posibles enfermedades derivadas del corazón. Además, las infusiones con pétalos de rosa mosqueta son altamente recomendables para depurar el organismo, ya que ayudan a limpiar los riñones y la vejiga.

Uso de belleza: debido a sus componentes, se trata de un remedio natural contra el envejecimiento prematuro muy recomendable gracias a su gran cantidad de antioxidantes. El aceite de rosa mosqueta hidrata la piel y la regenera. Se puede encontrar en forma de gel, crema o aceite y ayuda a prevenir las arrugas, las líneas de expresión de la cara, las cicatrices, las manchas del sol y la pérdida de elasticidad de la piel.

Fuente