image

 

La piel de las axilas es muy delgada y frágil, tiene muchos folículos pilosos que hacen que necesitemos afeitarnos y tiene además muchas glándulas sudoríparas, que crean químicos naturales que pueden irritar el área.

Por estas razones es común que esa zona presente problemas de hiperpigmentación o manchas oscuras, explica la doctora Ellen Marmur, quien asegura que el problema se hace más presente entre las personas muy activas o las de pieles más oscuras.

“Las axilas producen humedad mala y buena. La mala es la que nos causa el olor desagradable y contiene sales que pueden interrumpir la barrera natural de la piel. La humedad buena ayuda a reparar la piel, que se irrita fácilmente y se mancha ya sea por afeitarse, el sudor, la ropa, el calor, etc.”, explica la especialista en dermatología, quien asegura que muchas mujeres recurren a ella para tratar de buscar remedios que les ayude a aclarar dichas manchas.

Tips para evitar y combatir el problema

La doctora Ellen Marmur compartió algunas recomendaciones básicas para quienes se sienten incómodas con el look de sus axilas.

No usar jabones: el jabón tiene detergentes que destruyen la barrera natural de la piel, afectan la grasa y los lípidos naturales. Hay que usar limpiadores que no contengan jabones. Yo recomiendo la barra Dove Beauty Bar, que contiene cremas humectantes.

Utilizar la afeitadora correcta: no usar las diseñadas para hombres o las muy grandes, porque no se adaptan a la curvatura natural de la axila, especialmente si la mujer es pequeña, lo que obliga a forzar la hojilla con más fuerza para eliminar el vello, y se causa más irritación, más inflamación y al final, más hiperpigmentación. Lo ideal es usar una afeitadora de cabeza pequeña y cambiarla cada dos días para que las hojillas estén bien afiladas.

Utilizar waxing es una buena opción, siempre que se haga en un lugar donde no utilicen cera muy caliente. La doctora recomienda colocarse cortisona antes del depilado para controlar que no se ponga muy roja la piel.

“El depilado con láser es una muy buena opción, incluso si haces solo unas tres sesiones, de manera de remover el vello más grueso, y así el más ligero será más fácil de afeitar después”.

Fuente