image

 

Blancas o amarillas, las aftas son pequeñas úlceras dolorosas que aparecen en la boca, y generalmente están rodeadas por un círculo rojo y brillante. A pesar de que las aftas pueden estar causadas en ciertos casos por infecciones virales; sin embargo, no es posible determinar la causa exacta.

Estas úlceras pueden estar relacionadas con otros problemas del sistema inmunitario. En efecto, se pueden formar tras una lesión, tras una operación dental, o al morderse la lengua, por ejemplo. Hoy te enseñamos a tratar y prevenir las aftas, ¿preparada?

Las causas de las aftas

Estrés emocional.
Carencia de vitaminas y minerales como el hierro, ácido fólico, vitamina B12.
Cambios hormonales.
Las menstruaciones.​
Cualquier persona puede sufrir aftas, a pesar de que son más comunes en las mujeres, y también ciertas personas están más dispuestas a tener aftas por cuestión de herencia familiar.

Los síntomas de las aftas

Manchas rojas y dolorosas que se transforman después en úlcera.
Una úlcera de color amarillo.
Fiebre y malestar general.
El dolor que causan las aftas puede durar entre 7 y 10 días y hasta un máximo de tres semanas en función del tamaño de la úlcera.

La prevención de las aftas

Un método para prevenir las infecciones bucales es consumir bastantes vitaminas y hierro, presente en alimentos ricos en proteínas vegetales y animales.

La vitamina B2: La ausencia de esta vitamina provoca micro heridas a nivel de las comisuras de los labios. Se puede encontrar la vitamina B2 en el pan, los cereales integrales, las verduras con hojas verdes y la leche.
La vitamina B3: Consumir esta vitamina favorece la prevención de infecciones bucales, la carne roja y blanca, los productos lácteos y los huevos la contienen.
El ácido fólico: Las aftas suelen estar asociadas a una falta de ácido fólico. Sin embargo, conviene tener cuidado en no sobrepasarse en la ingesta de ácido fólico.
Vitamina B12: Los alimentos de origen animal como la carne, los productos lácteos y el pescado contienen esta vitamina.
Vitamina C: Una carencia en vitamina C puede provocar úlceras bucales y sangrados a nivel de las encías. Los cítricos y las verduras en general son ricas en vitamina C.

Otro tipo de alimentos pueden igualmente ayudar, como los probióticos o los omega 3. En efecto, estos dos elementos tienen potentes acciones antiinflamatorias y antibacterianas. Los alimentos que contienen naturalmente probióticos son el yogur y la leche fermentada, mientras que los omega 3 se encuentran en el pescado, el aceite de girasol, y los frutos secos.

Fuente