Corea del Norte confirmó el lanzamiento la víspera de un misil balístico que cayó en el Mar de Japón y que fue un ensayo de “un nuevo sistema de ultra precisión”, según recogió la agencia estatal KCNA.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, observó una vez más el lanzamiento de un “cohete balístico de precisión guiado y capaz de hacer ataques de ultra precisión”, detalló en inglés en la KCNA.

De acuerdo a la agencia estatal, Jong-un destacó que el lanzamiento del misil balístico de corto alcance tipo Scud, representa  “un paso adelante en el espíritu de enviar un “paquete de regalo” más grande Estados Unidos, si éste realiza alguna provocación militar.

En este sentido, Jong-un  ordenó el desarrollo de más armas estratégicas poderosas, las cuales podría usar en cualquier momento, destaca la agencia KCNA.

“Cada vez que se transmiten noticias sobre nuestra victoria, los yanquis (Estados Unidos) se preocupan y los gánsteres del Ejército títere surcoreano se desmoralizan más y más”, declaró el líder norcoreano, según publicó la agencia estatal norcoreana.

El pasado lunes, Corea del Norte disparó un proyectil de corto alcance al Mar de Japón en lo que supuso su noveno ensayo de este tipo en lo que va de año.

“El cohete balístico voló hacia el este (…) y golpeó correctamente el objetivo planeado con una desviación de siete metros”, añadió la nota de KCNA.

El texto también asegura que el ensayo sirvió para “verificar la estabilidad en vuelo” y el sistema de guiado del proyectil en la “fase de reentrada”.

El Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) anunció este lunes que Corea del Norte disparó “al menos un misil” cuyo diseño está basado en los Scud soviéticos.

El proyectil alcanzó una altura máxima de unos 120 kilómetros y recorrió unos 450 kilómetros hacia el este antes de caer al agua.

El diario Rodong Sinmun publicó hoy varias fotografías del lanzamiento en las que se aprecia una “nueva” lanzadera móvil empleada para disparar el misil y también las nuevas instalaciones para ensayos de este tipo recientemente construidas por el régimen en el aeropuerto de Kalma, en la ciudad de Wonsan (costa oriental).

En las fotos también se ve a Kim Jong-un en compañía de varias personas que han sido señaladas por su importancia dentro del programa de desarrollo de misiles norcoreano y que en el último año han aparecido siempre junto al líder norcoreano tras estos ensayos.

Las tres figuras más recurrentes en este sentido estuvieron presentes en la prueba de ayer: son el experto en aeronáutica Kim Jong-sik, el jefe de desarrollo de armas del régimen Jang Chang-ha y el general retirado Ri Pyong-chol.

El último test de misiles de Pyongyang, el tercero en tres semanas, volvió este lunes a desatar la condena de la comunidad internacional.

Los insistentes ensayos armamentísticos de Corea del Norte han llevado a un aumento de la tensión en la región y a una escalada verbal con el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, que ha llegado a insinuar que estudia posibles ataques preventivos.

Corea del Sur confirmó hoy que EEUU envió dos bombarderos B1-b cerca de la frontera con el Norte pocas horas después de este último lanzamiento en lo que supone una demostración de fuerza de Washington en respuesta al lanzamiento del misil.

Fuente