Corea del Norte -Estados Unidos-Raccoonknows.jpg

 

El Ejército de Corea del Norte avisó que reaccionará con una “respuesta sin piedad” ante cualquier provocación proveniente de Estados Unidos, indicó la agencia estatal norcoreana citada por AFP.

En el comunicado, en el que se hace referencia al bombardeo estadounidense a una base aérea en Siria, se critica al gobierno de Donald Trump por haber “entrado en un camino de amenaza abierta y chantaje”.

Este aviso se produce horas antes de que el país se prepare para celebrar este sábado el 105 aniversario del nacimiento de su fundador, Kim II-Sung, que podría ser aprovechado por el régimen comunista para lanzar un ensayo nuclear. Este tipo de festejos es utilizado por el gobierno de Kim Jong-un para lanzar desafiantes mensajes propagandísticos fuera de sus fronteras y mostrarse poderoso ante sus ciudadanos.

Imágenes satelitales difundidas por una página en internet especializada en el país muestran la “persistente actividad” que se ha mantendio en las últimas semanas en una base al norte del país donde se han desarrollado detonaciones nucleares en el pasado.

Estas nuevas declaraciones se suman al clima de tensión que viven Pyongyang y Washington. El país norcoreano ha criticado el despliegue de un portaaviones y flota frente a las costas de la península coreana, mientras el presidente estadounidense ha acusado al país de “buscar problemas” y ha anunciado que tratará de encontrar una solución, ya sea con el apoyo o no de China.

Precisamente Pekín este viernes advirtió que quien desencadene un conflicto bélico en la región “deberá pagar el precio”. El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, dejó claro que “si hay una guerra, el resultado será una situación en la que nadie saldrá vencedor”. Pese a que no citó a Estados Unidos, las palabras del canciller se interpretaron como un aviso a Washington, al que sugirió que “el diálogo es la única salida”.

En la misma dirección se manifestó Rusia ante la tensión en la zona. “Moscú sigue con mucha preocupación el aumento de la tensión en la península coreana. Pedimos a todos los países moderación y alertamos de cualquier acción que pueda ser interpretada como una provocación”, afirmó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien pidió contención a las partes implicadas.

Pyongyang realizó recientemente un misil balístico, un acto que se vio como una provocación en Estados Unidos. Este viernes, Pyongynag criticó a Washington por desplegar “activos nucleares masivos”. El jueves, en un episodio de muestra de su poderío militar, Estados Unidos lanzó en Afganistán por primera vez la conocida como “la madre de todas las bombas”.

En los últimos días, Corea del Norte ha enviado numerosos mensajes contra Estados Unidos, sugiriendo que incluso podría echar mano de su arsenal nuclear. “Si Estados Unidos llega con imprudentes maniobras militares, entonces le haremos frente con el ataque preventivo de la República Democrática Popular de Corea”, apuntó el viceministro norcoreano, Han Song Ryol, en una entrevista el jueves con la agencia AP.

“Ya tenemos un poderoso disuasorio nuclear en nuestras manos, y desde luego no mantendremos los brazos cruzados ante un ataque preventivo de Estados Unidos”, añadió.

Dentro de este ambiente de hostilidades, la compañía aérea china anunció que suspenderá sus vuelos entre Pekín y Pyongyang desde el próximo lunes, según anunció la cadena estatal CCTV en redes sociales, aunque sin especificar los motivos que le han llevado a tomar esta decisión.

Fuente