Corea del Norte -prueba nuclear-Raccoonknows.jpg

 

El gobierno de Japón confirmó este domingo que los dos fuertes temblores de tierra reportados en Corea del Norte obedecieron a que Pyongyang realizó una nueva prueba nuclear.

“Después de examinar los datos, concluimos que se trataba de pruebas nucleares “, dijo el canciller japonés Taro Kono en una conferencia informativa por la emisora pública NHK tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

De acuerdo con los primeros reportes, los temblores se originaron en un lugar donde el hermético país asiático ha realizado pruebas este tipo en otras ocasiones.

El Ejército de Corea del Sur aseguró que el movimiento telúrico fue provocado por “causas no naturales”.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos estimó inicialmente que el sismo, registrado a 10 kilómetros de profundidad, tuvo una magnitud 5.6 aunque luego la subió a 6.3.

Pocos minutos después, la Administración de Terremotos de China registró un segundo temblor con una magnitud superior a 4 y los describió como resultado de una “sospecha de explosión”.

Corea del Sur convocó también a una reunión de emergencia de su Consejo de Seguridad, mientras el primer ministro de Japón, Shinzo Abe aseguró que una prueba nuclear sería “absolutamente inaceptable”.

Corea del Norte realizó con anterioridad cinco pruebas de este tipo, la última de ellas en septiembre del año pasado.

El temblor se produjo pocas horas después de que el líder norcoreano Kim Jong-un fuera retratado junto a lo que los medios estatales calificaron como una “bomba de hidrógeno”.

Aunque no existe confirmación independiente sobre la veracidad de su existencia, la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA indicó que se trataba de “un arma termonuclear multifuncional con gran poder destructivo que puede detonarse incluso en grandes altitudes”.

Fuente