Creíamos haberlo visto todo, pero hoy las autoridades de la Policía Penitenciaria descubrieron un ingenioso método de transporte de droga vía aérea. No fue un drone ni un helicóptero, esta vez el narcotráfico utilizó la fauna para el ilegal negocio.

Se trata de una paloma a la que colocaron un pequeño compartimiento para cargar 14 gramos de cocaína y 14 gramos de marihuana adheridas a su cuerpo.

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, comentó a crhoy.com que con anterioridad se habían registrado casos en los que se utilizaban gatos y hasta perros para trasladar la droga, pero esta es la primera ocasión en que se da este particular trasiego de droga vía aérea.

La observación y la pericia de las autoridades de la Policía Penitenciaria son las claves para detectar estas irregularidades dentro de los circuitos penales, destacó el funcionario.

El ave fue detectada en uno de los ámbitos de mediana seguridad, donde se encuentran privados de libertad por diversas causas.

Bertozzi señaló que este hallazgo sugiere la presencia de una mercado interno de trafico y consumo de drogas, por lo que se debe coordinar un accionar interinstitucional para atender a las poblaciones adictas a la drogas y controlar el ingreso de estas sustancias a las cárceles del país.

Para las autoridades, esta droga se cotiza a un precio mayor debido al grado de dificultad de introducirla a los centros penales.


FUENTE