image

Cuando el cantante Cristian Castro echa la vista atrás para reflexionar acerca de sus 41 años de vida solo hay una cosa de la que se arrepiente, y esa es haberse casado en dos ocasiones, primero con Gabriela Bó y más tarde con Valeria Liberman, madre de sus hijos Simone (10) y Mikhail Zaratustra (8), cuando aún no estaba preparado para hacer funcionar un matrimonio.

“Lo mejor que he hecho en mi vida han sido mis canciones: interpretarlas lo mejor posible, tratar de ejecutar bien mi trabajo en el escenario y en las grabaciones de discos… Creo que eso es lo que mejor he hecho. Y lo peor ha sido probablemente casarme. No pude lograr esos casamientos tristemente. Eso sí lo hice mal y realmente fue mi culpa. No quiero echarle la culpa a nadie. Creo que esos han sido un poco los triunfos y los fracasos de mi vida”, confesó el mexicano en una entrevista a “Teleshow” de Infobae.

Una de las razones por las que Cristian, que también es padre de Rafaela (19 meses) junto a su expareja Paola Erazo, no ha conseguido encontrar aún la estabilidad sentimental es que su apretada agenda profesional le obliga a viajar continuamente y le impide quedarse en una misma ciudad el tiempo suficiente para entablar una relación seria.

“Es una locura, la verdad es que uno se pone loco con tantos viajes y conociendo a tantas hembras lindas”, confesaba el intérprete en el programa “El Jukeo” de la emisora Mega 97.9.

Fuente