Cristiano Ronaldo-Fan-Raccoonknows.jpg

 

Cristiano Ronaldo pasó este lunes por el difícil trago de responder a duras preguntas ante un juez de instrucción en relación a las acusaciones de fraude fiscalque las autoridades españolas han presentado contra el delantero del Real Madrid.

Mientras su equipo sigue de gira por Estados Unidos, el astro portugués acudió con su abogado temprano por la mañana al juzgado de instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón, en las afueras de la capital española, donde la esperaba la juez Mónica Gómez Ferrer, la fiscalía y los abogados de la agencia tributaria española.

En el interrogatorio, que duró una hora y media, hubo momentos de tensión en el intercambio con el astro portugués, que repetidamente negó que hubiera cometido ninguna irregularidad, según contaron fuentes judiciales a diferentes medios españoles.

“Yo confiaba en mis asesores”, dijo el delantero de 32 años, según el diario El Mundo, una respuesta idéntica a la explicación que en su momento proporcionó Lionel Messi cuando también fue imputado y posteriormente condenado por evasión de impuestos.

Cristiano se mostró -siempre según las mismas fuentes disgustado con el proceso abierto en su contra por la presunta ocultación de los ingresos de derechos de imagen, mediante empresas en paraísos fiscales, que le habría ahorrado más de $15 millones en impuestos.

“Si no me llamara Cristiano Ronaldo no estaría aquí sentad”, afirmó en otro momento del interrogatorio, de acuerdo a la agencia EFE.

En un principio se esperaba que la estrella blanca –que posteriormente colgó una foto haciendo ejercicio– respondiera a las preguntas de la prensa a la salida del juzgado, pero finalmente decidió abandonar el lugar sin pasar ante los medios. En su lugar difundió un comunicado de prensa en el que reiteró su inocencia.

Aseguró que el entramado de empresas que se le acusa de montar con fines evasores proviene de su etapa en el Manchester United y había tenido el visto bueno de las autoridades tributarias británicas.

“Siempre hago mis declaraciones de impuestos de manera voluntaria, porque piensa que todos tenemos que declarar y pagar impuestos de acuerdo a nuestros ingresos”, afirma en el texto. “Quienes me conocen saben lo que les pido a los asesores: que lo tengan todo al día y correctamente pagado, por que no quiero problemas”.

Los problemas con el fisco español del delantero salieron a la luz el pasado diciembre con la filtración a los medios a través de Football Leaks de documentos que mostraban el entramado de empresas que tenía para supuestamente reducir sus obligaciones ante la Hacienda española.

Meses después, las autoridades tributarias y la fiscalía presentaron los cargos contra Cristiano que ahora está revisando la juez, que en las próximas semanas se espera que llame a declarar a asesores del jugador como su agente, el todopoderoso Jorge Mendes.

Las acusaciones molestaron tanto al astro nacido en Madeira que el pasado junio se filtró la información de que estaría sopesando la idea de abandonar el Real Madrid y regresar a un equipo de la liga inglesa.

Fuente