image

 

El cáncer de pulmón es una de las formas de cáncer más conocidas. El tabaquismo es el principal causante de esta enfermedad, con cerca de un 71% de los casos, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud. Las personas que fuman están expuestas a factores cancerígenos como el amianto, el arsénico o minerales nocivos; también aquellos que tienen antecedentes familiares directos de cáncer de pulmón están más expuestos a desarrollar esta enfermedad.

Si se forma parte de un grupo de riesgo, es importante realizar algunos cambios en los hábitos de vida y reconocer los primeros síntomas del cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón es tan frecuente en hombres como en mujeres, los fumadores activos como los pasivos son los que presentan un riesgo mayor de verse afectados; y existen diferentes tipos de cáncer de pulmón según el tipo de células presentes y el origen de la enfermedad.

#1 El cáncer de pulmón en grandes células

Este cáncer engloba tres tipos: los adenocarcinomas, los carcinomas epidermoides y los carcinomas de grandes células. Se trata de la familia de cáncer de pulmón más conocida. Se observa en personas que han fumado, en fumadores pasivos o en personas que se han expuesto a ciertos gases y productos químicos.

#2 El cáncer de pulmón de pequeñas células

Este cáncer engloba dos tipos: el carcinoma de pequeñas células y el carcinoma combinado con pequeñas células. Esta familia es menos frecuente que la anterior. Representa cerca de un 20% de los casos y afecta mayoritariamente a los fumadores activos o que han fumado en el pasado. Un cáncer puede estar compuesto de estas dos familias; entonces se le da el nombre de cáncer mixto. Si la enfermedad ha comenzado en otras partes del cuerpo y se extiende al pulmón, se llama cáncer metastásico de pulmón.

Síntomas del cáncer de pulmón

En función del tipo de cáncer de pulmón, los síntomas pueden variar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los pacientes presentan síntomas precisos, y uno de los más frecuentes es un dolor persistente en el tórax.

La tos frecuente que persiste incluso después de un tratamiento médico también es un síntoma frecuente del cáncer de garganta. A veces la tos puede ir acompañada de sangre.

La dificultad para respirar y la respiración acompañada de silbidos son síntomas comunes en pacientes que tienen un cáncer de pulmón. Suelen ir acompañados de otros síntomas propios de esta enfermedad.

La pérdida de peso involuntario y sin razón aparente, si no ha habido un cambio importante en el régimen, crecimiento de la actividad física o fatiga pasajera, también son síntomas del cáncer de pulmón.

Una vez que el cáncer está en un estadio avanzado, otros síntomas pueden presentarse, como un dolor frecuente en las orejas, cambios en la voz, parálisis facial, párpados caídos, dificultad a la hora de cargar pequeños pesos y una inflamación del rostro o de los brazos.

No conviene olvidar que los primeros síntomas del cáncer de pulmón pueden corresponder a un gran número de enfermedades, entre las que se encuentra la neumonía. Si se presentan estos síntomas y si forma parte de un grupo de riesgo, se aconseja acudir al médico para un examen exhaustivo. Si nunca se han dado estos síntomas pero se es fumador pasivo o activo, o si a diario se está en contacto con sustancias cancerígenas, se recomienda realizar un examen anual exhaustivo con el fin de comprobar que no se está afectado por esta enfermedad.

Fuente