Kim Kardashian-Kanye West-Video Sexual-Raccoonknows.jpg

 

Aunque no hay pruebas claras de que el matrimonio formado por el rapero Kanye West y Kim Kardashian se haya animado siquiera a grabarse en vídeo mientras mantiene relaciones sexuales, el productor de películas pornográficas Steven Hirsch ya ha anunciado su intención de desembolsar unos 25 millones de dólares (22 millones de euros) por la cinta en el caso de que exista.

“Una grabación de Kim y Kanye podría convertirse en uno de los productos más rentables del mercado, así que diría que algo así podría estar valorado en unos 25 millones de dólares”, aseguró el empresario al portal Radar Online, una declaración que parece fundamentarse en los ingentes beneficios que obtuvo al distribuir la famosa cinta sexual que en su momento protagonizó Kim con su exnovio Ray J.

Pero lejos de conformarse con un vídeo del famoso matrimonio, Steven Hirsch también estaría dispuesto a hacerse con material íntimo de cualquiera de sus hermanas, Kourtney, Khloé, Kendall y Kylie, ya que la expectación mediática que genera todo el clan Kardashian-Jenner podría tener un éxito comercial instantáneo.

“A todo el mundo les interesa sus vidas privadas, eso está claro, y no hay nada más íntimo que lo que ocurre en el dormitorio. Aunque el valor de uno de esos vídeos dependería de lo que ellas estuvieran dispuestas a hacer en la película, así como de otros muchos factores”, añadió en la misma entrevista.

El productor revela además que la cinta de Kim y Ray J sigue reportándole ingresos a día de hoy, hasta el punto de que no duda en calificar la grabación como uno de los vídeos sexuales más importantes en la historia de la industria del entretenimiento.

“Teniendo en cuenta no solo el contenido, pero también la promoción que se le ha venido dando desde que salió a la luz, queda claro que es uno de los mejores productos que jamás hemos tenido, un vídeo que supera en repercusión a cualquier otro”, indicó.

Fuente