Loading...
Loading...

Los lunares se producen cuando las células productoras de pigmento de la piel, llamadas melanocitos, crecen en grupos. La mayoría de las personas tiene entre 10 y 40 lunares. Una persona puede desarrollar nuevos lunares hasta los 40 años aproximadamente. Algunos suelen ir desapareciendo a medida que envejecemos. En su mayoría suelen ser rosados, morenos o marrones. Pueden ser planos o elevados. Generalmente son redondos u ovalados y no mayores que una goma de lápiz.

La contaminación y la luz ultravioleta son algunos de los factores que afectan la salud de la piel, el órgano más grande del cuerpo. Una de las recomendaciones para evitar que aparezcan este tipo de manchas en la piel es el uso de protector solar, usar gorra, no exponerse demasiado tiempo a la luz fuerte del día. Es importante acudir al médico cuando aparezcan lunares o marcas raras en alguna zona del cuerpo.

Por eso el día de hoy te diremos los pasos para reconocer un lunar maligno.

Es asimétrico, es decir que no tiene una forma exacta, sus mitades no se parecen.

Los bordes son irregulares, no tienen forma.

Su color varía entre marrón, rojo o azul, combina los colores.

Tiene más de 6 milímetros de ancho.

Cambia de tonalidad, tamaño o forma.

Fuente

Loading...