Loading...
Loading...

Felicidad, tristeza, odio, ira… todas las emociones, de las que un ser humano es capaz de experimentar, tienen diversos efectos en el organismo, uno de ellos: daños a los riñones.

De acuerdo a la National Kidney Foundation, una de las emociones que puede conducir a daño renal es el estrés. Éste induce a una presión arterial elevada (hipertensión) y a la alteración de los niveles de azúcar en la sangre, lo que genera una sobrecarga en los riñones.

Los riñones son los encargados de mantener la sangre limpia y mantener el equilibrio químico del cuerpo; pero factores como las emociones pueden alterar su funcionamiento, las más peligrosas son las siguientes:

1. Miedo.
Disminuye la armonía en los riñones y ocasiona micción involuntaria.

2. Tristeza.
Estas emociones tienden a causar patrones de deficiencia; interrumpe el trabajo natural de este órgano.

3. Enojo o ira. 
De acuerdo a la medicina china, cuando estás de malas o criticando al mundo contribuyes al deterioro de este órgano, por el incremento en la producción de corticoesteroides.

Aunque estas emociones afectan a los riñones, no son los únicos órganos perjudicados: el estrés daña el corazón y la tristeza puede generar desequilibrios químicos en el cerebro.

¡No lo olvides, en tus manos está tu salud y emociones! ¡Cuídate!

Fuente

Loading...